Gonzalo Serrano (Caja Rural-Seguros RGA) no dejó desaprovechar la oportunidad de correr en casa y, gracias a una sobresaliente actuación en el Gran Premio Macario, se ha proclamado vencedor de la Copa de España élite y sub-23, en una prueba que se llevaba el murciano Fran García Rus (GSport-Valencia), por delante del madrileño, con Sergio Samitier (Lizarte) en duodécima posición, tal como informa la página de la RFEC.

Una diferencia de puestos que permitía el cambio en la general en esta última prueba: 722 para el madrileño por 717 para el aragonés, que se tenía que confirmar con el maillot de mejor sub-23, con Juan Antonio López Cozar (Fundación Euskadi)  tercero en la prueba y en la general de la Copa, con 680. Erlend Sor (Escribano), cuarto, era el mejor sub-23 de la prueba.

“Cada kilómetro es una oportunidad”, había declarado Serrano en los días previos a la competición, Y dicho y hecho. Apenas se llevaban 30 kilómetros de carrera cuando Serrano, que ya lo había intentado en la primera subida –a Torres– provocaba un corte junto a su compañero Álvaro Cuadros, Sergio Rodríguez (Fundación Euskadi), Ángel Gutiérrez (Cartucho-Magro), Jesús Ángel Nanclares (Rias Baixas), Sor y García Rus. Ni que decir tiene que Cuadros se vació, aunque el propio Serrano también tomó las riendas en numerosos momentos, sin que ninguno de los fugados se hiciera el remolón. Al pie de Loranca ya llevaban 57 sobre un primer grupo de 30 unidades en el que iba Samitier, que sin duda acusó su actuación esta semana en la Vuelta al Bidasoa, sobre un pelotón que terminaría muy roto.

Pero fue en esta subida donde se produciría un segundo momento clave, con el ataque en cabeza del grupo perseguidor de Chupe López Cozar, Elías Tello (Kuota) y Agustín González (NGA-Semar), aunque este perdería comba rápidamente. Rodríguez se dejaba caer del grupo de escapados para ayudar a su compañero de equipo a cazar, lo que se producía en el km 72.

Desde ese momento hasta meta, una lucha titánica entre el grupo de Serrano y el de Samitier, con una máxima de 2:24 al pie de la segunda ascensión a Torres, donde se descolgaba irremisiblemente Nanclares. Pero más que los tiempos, lo que importaban eran las posiciones y, grosso modo, lo que tenía que haber eran diez puestos de diferencia para que Serrano recuperase el liderato. Por eso, el hecho de que se descolgara el gallego y posteriormente en la última ascensión a Torres Gutiérrez jugaban en su contra. En esa última subida, la renta era de 1:17, sobre el grupo de Samitier, cada vez más numeroso.

El final fue espectacular. Lizarte recibía el apoyo de Aldro Team y de Lokosphinx, interesados en cazar para jugar las bazas de sus velocistas. A diez de meta, la diferencia de los siete que aún aguantaban en cabeza era de un minuto y, a 4 de la llegada, de 40”. Lo suficiente para jugarse entre ellos la victoria, con ese segundo triunfo en la Copa de España de García Rus. Quedaba por ver los puestos del pelotón, que llegaba a 36”, con Manuel Jiménez (Control Pack) y Miguel Ángel Fernández (Aldro team) en las primeras posiciones… y con Samitier en la duodécima, un puesto insuficiente para defender el amarillo absoluto, aunque el sub-23 ya lo tenía matemáticamente ganado.

El sensacional trabajo de Cuadros recibía la recompensa de ser el ganador de la montaña y las metas volantes, cuyas generales se adjudicaban Eusebio Pascual (Mutua Levante-Ginestar) e Iván Moreno (Lizarte), ausente otra semana más por la lesión de rodilla. Caja Rural-Seguros RGA se llevaba también el premio de la victoria por equipos, tanto en el Macario como en la general final de la Copa de España.

Fotos: RFEC

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This