La tecnología Di2 permitió revolucionar el MTB y sus transmisiones mecánicas al comercializar el primer, y hasta la fecha el único, sistema electrónico para MTB disponible en el mercado mundial y plasmar todo el potencial y conocimiento de Shimano en I+D. Tecnología al servicio de nuestras experiencias.

La tecnología Di2 no solo es un grupo cuyo cambio de velocidades se rige por un motor gobernado por la electrónica. Va un paso más allá. Ofrece un comportamiento que podríamos denominar inteligente, aunque debamos programarlo previamente, que permite crear automatismos para adaptarse a las necesidades de cada usuario y mejorar así su experiencia encima de la bicicleta.

¿Un ejemplo? Podemos elegir en qué número de corona el grupo debe reaccionar y cambiar de plato para evitar que la cadena se cruce y evitar así pérdidas de transmisión marginales por fricción.

Gracias a la tecnología Di2 podemos configurar el sistema para desplazarte por todo tu casete simplemente manteniendo presionada la palanca de cambios. O si se prefiere un enfoque tradicional, toque cada cambio. Las posibilidades de personalización y configuración han crecido en los últimos años gracias a nuevas actualizaciones de su hardware.

Por ejemplo, con la llegada del XT Di2 podemos establecer una nueva conexión vía Bluetooth inalámbrica para el programa E-Tube de Shimano, para configurar
y controlar el comportamiento del cambio Di2 personalizando sus preferencias a través de una aplicación de nuestro smartphone. Las posibilidades son infinitas y la tecnología Di2 sigue creciendo.

¿Cómo es un Di2?

En lugar de los cables mecánicos que gobiernan nuestras transmisiones, el Di2 se caracteriza por ser un sistema electrónico de cambio de marchas que permite ejecutar cambios de marcha mediante interruptores electrónicos y palancas mecánicas de cambio.

Se elimina así el cableado y fundas típicas de los grupos de transmisión mecánicos más expuestos que agreguen fricción, más susceptibles a la contaminación o al desgaste.

Olvídate de engrasar cables después de la lluvia o cambiarlos periódicamente.

Con las señales electrónicas de Di2 y su sistema sellado, los cambios son potentes, seguros, precisos e instantáneos, sin importar las condiciones. Mientras que el método tradicional de cambio de marchas usa pulsadores mecánicos que tiran y sueltan los cables Bowden, la tecnología Di2 envía señales a través de un arnés de cableado a un paquete de baterías, colocado cerca del soporte inferior.

El paquete de baterías recargables de iones de litio suministra energía a los motores del desviador, que mueven los desviadores a través de engranajes helicoidales.

Shimano estima que su batería de 7,4 voltios puede durar hasta 1.000 kilómetros por carga.

Cronología y beneficios

 

En 2009 empezó a comercializarse la tecnología Di2 después de muchos años en la sombra de desarrollo. El primero fue el Shimano Di2 Dura-Ace 7970, el grupo tope de gama de Shimano para bicis de carretera.

Pero actualmente ya se benefician de la tecnología Di2, además del Shimano Dura-Ace, el grupo Ultegra también de carretera, la familia XTR y XT para nosotros los usuarios de MTB. Y también en la familia urbana Alfine de Shimano.

Nosotros mismos durante nuestros tests en la revista hemos podido comprobar que un sistema electrónico puede tener varias ventajas sobre un sistema mecánico. Para empezar, eliminamos la necesidad de que el piloto cambie de posición de las manos para cambiar, permitir un cambio preciso y sin esfuerzo, incluso en circunstancias difíciles, como si el piloto tiene las manos frías o está completamente agotado.

Olvídate de quedarte atrancado ante cualquier subida repentina. Sube y baja de manera personalizada y sin equívoco a través del casete.

Nos permite a través del configurador E-Tube personalizar los desarrollos para ajustarse a nuestro estilo de pedaleo y a la ruta. También ofrece
la posibilidad de ajustar el cambio sin bajarte de la bici, mientras vas dando pedales, a través del display.

Podemos prescindir de uno de los pulsadores para gestionar platos y piñones con tan solo uno, genial. Además, periódicamente y a tiempo real a través del software para subsanar errores. Las posibilidades, como decíamos, no parecen tener límite.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.