Tras la acertada cancelación ayer de la quinta etapa de la Andalucía Bike Race presented by Shimano a causa de un virulento temporal de viento y lluvia, hoy tocaba dar el último do de pecho en esta prueba por etapas probando, como llevamos haciendo desde la primera etapa, todo que pueda dar de sí la tecnología Di2 de Shimano. Esta sexta etapa, recortada también por causa de la climatología adversa, quedaba finalmente en 34 km y poco más de 800 m de desnivel positivo acumulado con salida y llegada en Córdoba. Una etapa sobre el papel rápida y con la última palabra a merced de cómo pudiéramos encontrar el trazado de barro y agua, fácil.

Repasando la configuración del Di2 momentos antes de la salida.

Monoplato para evitar complicaciones

Siendo una etapa corta y que se iba a disputar según las previsiones metereológicas, bajo una intensa lluvia, decidimos optar para esta sexta y última jornada por montar un solo plato en nuestra Stevens Jura Carbon ES Di2 de pruebas. Con un desarrollo de 32 dientes. ¿Por qué esta relación de dientes? En primer lugar porque nuestras piernas acusaban ya el cansancio típico de los últimos días en cualquier prueba por etapas, en segundo porque creíamos que era lo más adecuado en consonancia con el casete Shimano que de momento, cuenta con una corona grande de 46 dientes y por último porque aún sin tener que afrontar un desnivel descomunal, el recorrido contaba con lugares críticos como la típica subida al reventón (que ya ascendimos en la cuarta etapa) con tramos resbaladizos, técnicos y empinados en los que era mejor no abusar de desarrollo. Más allá de la relación de dientes, la opción de monoplato se nos antojaba también más adecuada para evitar cualquier riesgo de avería al cambiar de plato; chupados de cadena, roturas de desviador … situaciones frecuentes en cualquier caso y con cualquier transmisión cuando hay mucho barro y como ocurre en competición, no se cambia siempre con la suavidad y mimo que debiéramos.

La opción de un sólo plato, más adecuada para etapas cortas y especialmente, con lluvia y barro.

La imagen de la línea de llegada habla por si sola sobre las condiciones de la etapa.

Sálvese quien pueda

Este era quizás uno de los pensamientos más recurrentes mientras pedaleábamos en esta última etapa de la ABR. Nos encontramos un trazado inundado en gran parte de los senderos y embarrado permanentemente y sin un minuto de tregua por parte de la lluvia. Ante estas condiciones, el monoplato nos permitió estar casi a salvo de cualquier avería, de hecho, no tuvimos incidencia alguna. El hecho de no tener que cambiar de plato nos permitió no romper nada y además, concentrarnos más en las ya de por sí, complicadas condiciones de conducción. No erramos además en la relación de 32 dientes, pues no tuvimos ningún momento de dificultad por quedarnos sin desarrollo suficiente en subidas y repechos, una de las situaciones más críticas cuando se elige un plato inadecuado. En las zonas con más agua sin embargo, el pulsador del cambio perdía algo de efectividad y en ocasiones, parecía no hacer contacto y no emitía señal al cambio para que éste cambiara de corona, ni en sentido ascendente ni descendente. Esto se solucionaba pulsando varias veces seguidas hasta que de repente, el mecanismo volvía a funcionar y el cambio nos obedecía de nuevo. Es algo que ya nos ocurrió y explicamos en la crónica de la etapa 4, otra jornada también dantesca por el agua y el barro y en todo caso como ya os explicamos en aquella ocasión, algo a lo que no le damos la mayor importancia, a tenor de las condiciones y el calibre de las averías que veíamos en otros participantes. Era imposible que ninguna transmisión, incluso electrónica como la del Di2, permanezca imperturbable ante estas condiciones extremas. La velocidad de los cambios permaneció eso sí, inalterable. Algo que diferencia a un Di2 de cualquier grupo mecánico, además de no sufrir en ningún momento, saltos de cadena de una corona a otra, ni salidas de ésta del plato. Un comportamiento intachable. Ahora, agotados, emprendemos el camino a casa. En los próximos días y con más calma, publicaremos un artículo con los aspectos clave que resuman esta intensa prueba, será nuestro veredicto, final. Permanece atento a nuestra web y redes sociales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.