/10/0009-2012-06-13-100kms-20_WEB-266×400.jpg» alt=»» width=»266″ height=»400″ />¿Qué es?

Monolink es un concepto tecnológico que se aplica a una tija y un sillín, únicamente en el modelo SLR de Selle Italia. El sistema se basa en el uso de un solo raíl como punto de fijación entre los dos componentes. Nos encontramos ante la versión Monolink XC, específica para bicis de montaña, por su estructura más reforzada, especialmente la cubierta del asiento.

¿Para qué sirve?

El sentido de este sistema es ofrecer una unión tija-sillín mucho más simple, sólida y de ajuste más sencillo, sin alterar por ello el confort ni ninguna otra prestación.

¿Cómo va?

Tras una larga experiencia usando a lo largo de los años el SLR de dos raíles como sillín personal, con raíles de titanio y carbono, hemos probado en varias salidas esta versión Monolink. Nuestras sensaciones fueron muy similares con ambos sistemas, con el de dos raíles y el Monolink, en cuanto a comodidad en marcha se refiere. Las diferencias en flexibilidad o rigidez del sillín son mínimas o inexistentes; nosotros al menos no las detectamos, aunque sí es cierto que en los primeros minutos de rodar con este Monolink notas menos fricción de los muslos con el sillín, pues el sillín ofrece también una importante reducción de la anchura de su nariz respecto al SLR convencional.

Esta estructura más estrecha reduce, como decimos, la fricción de los muslos con el sillín en los últimos 20’ de extensión de la pierna. Tanto es así, según afirmaciones de Selle Italia, que se puede generar hasta un 4 % más de potencia sobre los pedales, al tener las piernas menos fricción en su movimiento. Realmente, no estamos seguros de ello, pues no hay manera objetiva de medirlo en marcha, así que seremos cautos y no vamos a afirmar que con este sillín se rinde más.

Lo que sí resulta excepcional en este sillín es la solidez de su fijación monorraíl. Gracias a los dos tornillos que fijan el sillín sobre la tija, el primero no se mueve en marcha, ni siquiera al caer sobre él al pasar inesperadamente sobre algún bache de consideración. El tornillo superior regula el avance y retroceso del sillín. Una vez fijado, éste ya no se moverá ni un milímetro en ningún sentido. El tornillo inferior, en cambio, regula la inclinación.

Es cierto que en repechos o subidas muy duras, al tender a sentarnos hacia la punta del sillín, notamos una sensación algo más incómoda que con un sillín convencional, pues estamos apoyando todo nuestro peso sobre una superficie más estrecha, y por tanto, la presión sobre nuestra anatomía es mayor. Sin embargo, esto no será inconveniente si no haces un uso muy racing de tu bicicleta.

El nivel de acabados y la calidad, tanto de la tija como del sillín, son simplemente excepcionales, al nivel habitual de Selle Italia, con el monorraíl en fibra y los acabados XC del SLR; con refuerzos en kevlar en los cantos posteriores.

En nuestra opinión, el Monolink es un sillín con un sistema fantástico por sencillez de ajuste y montaje y solidez, y con el que no notamos apenas mejoras en las prestaciones (comodidad, rendimiento) respecto al SLR convencional.

¿Qué le falta?

Tener más opciones de medidas y longitudes de tija, que obviamente es específica para este sillín.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This