Silvia Roura, la reina del desierto que llegó a Arabia "con algo de miedo"

Silvia Roura se convirtió, el pasado 1 de febrero, en la ganadora de la primera edición de las Titan Series Arabia Saudí tras ganar las cuatro etapas disputadas en la provincia de Hail y lograr, en la última de ellas, entrar en la décima posición de la clasificación absoluta de la etapa.

La vigente subcampeona de Europa de Ultra Maratón Cross Country fue la más rápida y constante de un grupo de 13 mujeres que se aventuraron a viajar para competir en un país que, a pesar de haber iniciado un lento camino de apertura, todavía mantiene las libertades de las mujeres bajo mínimos.

«Venía aquí con un poco de miedo», reconocía Roura en una pequeña conversación que tuvimos con ella en el campamento de las Titan Series Arabia Saudí. «El concepto que tenemos desde fuera es que todo lo que rodea aquí a las mujeres es muy cerrado. Hablé con la organización de la carrera y me comentaron que cuando explicaron a las autoridades saudíes que en la prueba participarían mujeres y que irían vestidas de corto les dijeron que no nos querían».

Y es que, a pesar de que el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, declaró hace poco más de un año que el islam no impone la abaya y el niqab, todas las mujeres saudís que vimos en espacios públicos llevaban puesta la túnica y el velo. El tema es que no hay ley oficial que lo autorice ni que lo imponga, pero la tradición y la presión social, especialmente de los sectores más conservadores que sustentan la monarquía, son a menudo más fuertes que las leyes.

En las competiciones deportivas internacionales pocas veces hemos visto mujeres saudíes y cuando lo hicimos por primera vez en unos Juegos Olímpicos, en Londres 2012, las vimos con el cabello cubierto.

En este contexto, las 13 ciclistas que participaron en las Titan Series Arabia Saudí recorrían el campamento vestidas con ropa deportiva y disputaban las etapas con la ceñida ropa de licra de ciclismo, eso sí, sin enseñar nada de piel más que la de cuello para arriba. Roura nos contaba que «debemos ir tapadas, que realmente es muy incómodo porque hace mucho calor y llegamos hechas polvo, deshidratadas». También vimos en el campamento algunas periodistas de origen árabe, pero no saudíes, con atuendos totalmente occidentalizados.

Mujeres Arabia Saudí

La expedición de mujeres que compitieron en la Titan Desert Arabia Saudí al completo.

El campamento era, en este sentido, como una burbuja en el que «sólo» había que tener en cuenta algunos aspectos. Roura nos explicaba que «me dijeron que no puedo dormir con mi pareja, estoy en otra haima. También leí que en el Dakar les habían dado una serie de recomendaciones sobre que no te podías dar la mano, no te podías dar abrazos con personas del sexo opuesto, todo muy radical».

Con todo ello, Roura reconoce que «no sabía con lo que me encontraría, pero al final ha ido bien. A parte de lo de no poder dormir con mi pareja y lo de ir tapada, la gente que nos hemos encontrado es muy amable y nos trata muy bien. Me han hecho mil entrevistas».

«Yo creo que poco a poco se irán adaptando y quizás el año que viene ya no debamos ir tapadas. Creo que la cultura se adaptará más a nosotros. La verdad es que les he visto bastante abiertos y creo que de cara a los próximos años se acabarán de abrir», cerraba optimista la rider de Sant Feliu de Guixols, que ya había participado en dos Garmin Titan Desert en Marruecos, carrera a la que volverá este año con los colores de KH7.

Silvia Roura

Y es que a pesar de que tiene claro que «seré médico, no ciclista», Silvia Roura reconoce que su pasión por la bici viene de lejos y que «seré todo lo que pueda dentro del ámbito amateur».

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.