Definitivamente, Simon Yates y Mitchelton-Scott son los más fuertes de este Giro de Italia… en su primera semana. Porque claro, todavía faltan otras dos y ahora es cuando las carreras empiezan a pesar y se hacen largas. El desgaste del paso de los días es aún más duro cuando se lleva la ‘Maglia Rosa’ sobre los hombros. Por eso mismo, aunque el británico se ha mostrado como el mejor hasta ahora, no se pueden lanzar todavía las campanas al vuelo.

Pero es que no sólo está siendo el mejor, sino que además lleva un equipazo arropándolo. Esteban Chaves está prácticamente a su mismo nivel y tanto Roman Kreuziger como Jack Haig son capaces de enfilar un pelotón por sí mismos cuando la carretera se pone cuesta arriba. Pero lo dicho. Todavía queda mucho y la tercera semana será agónica.

El caso es que hoy Yates ha conseguido ganar la novena etapa con final en el Gran Sasso. Manteniéndose en el grupo. Respondiendo a todos los ataques de Pozzovivo y Pinot, calculando la distancia y rematándolos luego arriba. Ahora es más líder con medio minuto sobre su compañero de equipo y 45 segundos de ventaja con respecto a Tom Dumoulin. Pero no nos engañemos: el holandés es ahora el máximo favorito, mucho más que al principio, para ganar este Giro.

Paso atrás de Froome y Aru

¿Por qué? Pues las razones son varias. Primera, que no está tan fuerte como sus rivales, pero tampoco lo sueltan del todo. Hoy ha terminado perdiendo 13 segundos en la cima pese a cortarse varias veces y no entrar en ningún cambio de ritmo de los más escaladores. A su paso, cada vez que lo sacaban de rueda volvía a entrar poco a poco y se volvía a meter en el grupo. Hasta que ya en el último kilómetro, lanzados a por la etapa, han terminado dejándolo atrás.

Pero aparte de eso, también es más favorito porque, hoy sí, Chris Froome y Fabio Aru han perdido tiempo. Y no poco. Sin ataques significativos y lejanos, Aru iba a cola de grupo cuando aún quedaban unos 20 hombres. Se han cortado delante de él y ya no ha podido enganchar. Luego le ha tocado a Froome. Un ataque de Ciccone justo tras cazar al jovencísimo Fausto Masnada (Androni) -que ha sido de largo el mejor de una fuga plagada de corredores WorldTour- ha acelerado al grupo y el británico ha empezado a perder posiciones.

Sky ha parado pronto a Henao, que iba delante, pero hasta él sacaba de punto a su líder. Froome incluso ha perdido la rueda de varios que iban junto a él en el momento de quedarse cortado. Al final ha sido 1’06» para él y 1’13» para Aru en meta. Un correctivo importante, aunque no definitivo con todo lo que queda. Pero eso deja a Dumoulin en una gran posición para repetir la victoria de 2017.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This