Vladimír Vidim, un aficionado del ciclismo clásico de Praga (República Checa), ha recreado fielmente la Slavia Bicycle de 1896, la primera bici producida por Laurin & Klement, la compañía que se convertiría en Skoda Auto.

El reto era mayúsculo, por cuanto no solo había que tirar este proyecto adelante, sino que después tenía que demostrar su rendimiento en la carretera.

En concreto, esta réplica, basada en la original de hace 120 años, compitió contra las bicis actuales de carretera en la etapa que se abre al público en la jornada que se conoce como L’Etapa du Tour, y que se eleva hasta los 2.635 metros.

Vidim, que tiene 54 años, usó fotografías históricas para replicar la Slavia de 1986. Le costó cerca de cuatro meses hacerlo e ideó una bici que no tiene cambios y ni siquiera frenos.

Además, esta bici tuvo que recorrer los 135 km desde Albertville hasta Val Thorens, teniendo que subir 4.563 metros y descender luego a la línea de meta, situada en los 2.365 metros.

Una cita que cada año tiene 15.000 inscritos, pero de todos ellos solo uno, Vladimír Vidim, montará una bici réplica de 120 años.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This