Trail a lo grande

Hay un convencimiento claro en Specialized de que la Camber 29er va a ser una de las estrellas de la gama para la temporada 2012 que ya hemos iniciado. Su cuadro de carbono , sus ruedas de 29 pulgadas y el comportamiento de sus 110 mm de recorrido la convierten en una de las trails más apetecibles del mercado.

La prematura pero correcta modificación que sufrió el superexitoso modelo Stumpjumper FSR, que subió su recorrido de los 120 a los 140 mm, dejó un importante y criticado hueco en la gama Specialized del año 2010, que se quedó durante una temporada completa sin ninguna bicicleta de 120 mm de gama alta en su catálogo. Justo al año siguiente, el modelo Camber hizo su aparición para acallar bocas y completar de nuevo el catálogo con presencia de bicicletas de la “S” rasgada en todas las categorías.

Lo que en un principio pareció un modelo transitorio cuya finalidad era cubrir un hueco hasta que el mercado asumiera los 140 mm se ha convertido con el tiempo en un rotundo éxito de ventas que incluso ha robado parte de protagonismo a la propia Stumpjumper FSR. Hoy, la Camber es una bicicleta que brilla con luz propia y posee una de las gamas más completas, con bicicletas de 26 pulgadas y nuevos modelos 29er, alguno de ellos con cuadro de carbono como el que hoy traemos a nuestras páginas.

 han quedado limitados a la categoría 29er, lo que nos da una idea de hacia dónde irán los tiros durante los años venideros en la política de desarrollo de Specialized y en cuanto a tamaño de rueda se refiere. De hecho, en el catálogo de la marca para nuestro país, encontramos cuatro versiones con ruedas de 26” (120 mm de recorrido) y cuatro con 29er (110 mm de recorrido), dos de las cuales equipan el mismo cuadro de carbono de la Expert de esta prueba. Unas bicicletas que se sitúan justo entre las Epic 29er (100 mm de recorrido) y las Stumpjumper FSR 29er (130 mm de recorrido).

Cuadro

Desde el inicio estamos diciendo que el cuadro de la Expert es de carbono, pero tenemos que matizar que sólo el triángulo delantero está fabricado en este preciado material. Para el triángulo trasero se ha apostado por el aluminio M5 de la marca, material que nos otorgará incluso más rigidez, lo que en el caso de una 29er es necesario. Para incrementar aún más este aspecto, Specialized apuesta por equipar un eje de la rueda trasera de 142 mm de longitud. El carbono del triángulo principal es el FACT 9m y cuenta con las formas típicas de Specialized para este tipo de cuadros. La pipa de dirección es tapered de 1 1/8” a 1.5” y destaca por ser muy corta (95 mm), por lo que mejoramos la posición del tren delantero de manera espectacular. Es también en esta zona en la que se ha puesto más ímpetu para tener una rigidez mayor que en el resto de los puntos del cuadro, a excepción de la caja de pedalier, que también ha apostado por unas dimensiones de lo más generosas para asegurarnos un óptimo funcionamiento.

Otra de las partes que destacan de esta Camber es la bieleta, minimalista y estilizada, que nos hace disfrutar con sólo mirarla por el preciso trabajo de los ingenieros de Specialized. Sin duda, detalles como éste hacen que la marca sea una de las más punteras del sector.

Y para un óptimo funcionamiento del sistema FSR, el amortiguador es un FOX Triad, utilizado por primera vez justamente en una Stumpjumper FSR, perfecto para simplificar su uso y control. Posee tres claras y bien diferenciadas posiciones: abierto, bloqueado o Propedal; sin duda, tres opciones que asegurarán eficacia en todo tipo de terrenos.

Componentes

Los componentes que acompañan al precioso cuadro de la Camber son de calidad. Empezando por la horquilla FOX Performance F110 RL 29, que a pesar de ser de la gama media, cuenta con las mejores prestaciones de la prestigiosa firma estadounidense. En ella podremos regular la precarga de aire, el rebote y el bloqueo. Para el conjunto de pedalier contamos con unas espectaculares bielas SRAM S-2200 de carbono de 170 mm de longitud en el caso de nuestro modelo talla S (175 mm para el resto de las tallas) con doble plato (36-22) y protector de carbono. Los mandos de cambio son X9, el cambio X0 y el desviador X7. Para las ruedas se cuenta con el modelo Roval Control Trail de Specialized, con eje convencional en la delantera y de 142 mm en la trasera.

Éstas vienen acompañadas de unas cubiertas también propias; Purgatory en 2.20” la delantera y Ground Control en 2.10” la trasera. Los frenos son unos Formula R con disco de 180 mm delante y 160 mm detrás. El resto es todo Specialized, con potencia y manillar XC, sillín Henge Comp y una excelente tija telescópica Command Post Black Lite.

En definitiva, un conjunto que hace que el peso final de la bici sin pedales sea de 12,160 kg. A decir verdad, esperábamos que fuese más ligera, ya que estamos hablando de la tope de gama y con cuadro de carbono.

Cómo va

Cierto, la Camber le ha quitado protagonismo a la Stumpjumper FSR como bici todo uso, pero es que es una batalla ganada con todo merecimiento por su excelente funcionamiento. A la hora de subir el amortiguador Triad de la Camber nos ofrece varias opciones: puedes bloquear totalmente, algo que nosotros sólo utilizamos en algunas subidas de carretera muy concretas, o puedes utilizar la posición Propedal, con la que escala perfectamente bien. La dureza predeterminada es media/alta, por lo que apenas se nota nada de movimiento y parece que todas las fuerzas que apliquemos a los pedales se transformen en eficacia pura. Precisamente por ese tarado duro hay veces que no dibuja tan bien el terreno y, por ejemplo, en Menorca, donde la estuvimos probando durante cuatro jornadas en zonas técnicas y empinadas de piedras, incluso era mejor abrir del todo el amortiguador para escalar mejor gracias a su mayor adherencia. De todas formas, estamos hablando de una elección personal de cada uno, de utilizar una u otra posición el amortiguador en función nuestro estilo de conducción.

Bajando, la Camber deja ver claramente sus grandes dotes, ya que la absorción es excelente. Teniendo en cuenta que estamos hablando de una bici trail, absorbe perfectamente, y su valoración global queda realmente muy compensada por el buen subir y bajar que tiene como conjunto. A la hora de moverla, lo podremos hacer sin el más mínimo problema, ya que se muestra muy juguetona; en parte porque es talla S, pero ya denota su agilidad.

A su comportamiento en todo tipo de terrenos hay que sumar la rigidez de cuadro, que cuenta con un equilibrio más que correcto, ya que especialmente el tren posterior se nota muy sólido, cosa que no pasa en la parte delantera por el hecho de montar una rueda sin eje pasante que provoca una acusada flexión. La torsión llega a ser tan marcada, que si apretamos fuerte subiendo y puestos en pie, la cubierta llega a tocar con el latiguillo del freno delantero, que justo pasa por la parte interna de la botella izquierda de la horquilla -tampoco entendemos por qué FOX no lo hace pasar por la parte frontal de la botella de la horquilla, como siempre hasta ahora.

Del resto, hay que destacar la excelente elección de la tija telescópica, y aunque podamos responsabilizarla directamente de que el conjunto sobrepase los 12 kg, lo preferimos así, ya que la comodidad que ofrece por facilidad de uso y prestación es de un 10.

Sin duda, la Camber es una todo uso que te sorprenderá por sus excelentes posibilidades y buen funcionamiento. Una bicicleta que incluso le está discutiendo a la Stumpjumper FSR el título de bicicleta “todo uso”.

Galería

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.