El aluminio se revaloriza gracias a la nueva gama Chisel de Specialized, bicis rígidas cuyos cuadros de aluminio incorporan la tecnología D´Aluisio Smartweld para las uniones de sus tubos. ¿El resultado? Bicis de alto rendimiento más accesibles que el carbono y una estética prácticamente idéntica. La máxima expresión del tratamiento del aluminio.

Texto: Rubén Pérez
Fotos: Jesús Andrés Fernández

El cuadro de la Chisel es realmente bonito y el acabado de las soldaduras es artesanía pura. Pasan muy desapercibidas y realzan la línea del cuadro pues están muy bien trabajadas y pulidas. Creemos incluso que si lo presentaran sin pintura alguna, con el aluminio a vista, podría pasar por una bici de fabricación artesanal. Cuando realizamos las primeras salidas, la mayoría de la gente que nos preguntaba por ella daba por descontado que se trataba de alguna nueva bici de carbono de Specialized que estábamos probando. Examinaban con la vista el cuadro, curiosos y extrañados, hasta que les puntualizábamos que se trataba del nuevo cuadro Chisel de aluminio fabricado por Specialized su exclusiva tecnología D’Aluisio (DSW) y que la marca de la S rasgada ha presentado como una de sus novedades de cara a la temporada 2018. Este nuevo proceso del tratamiento del aluminio hace que el solapamiento entre tubos sea mayor, de modo que, al crear una mayor área de contacto interna, se reparten mejor los esfuerzos y se consigue un cuadro más ligero y resistente. Además, con el procedimiento de soldadura Smartwel optimiza los puntos de los diferentes tubos y alcanza una calidad de cuadro difícilmente igualable en la actualidad por otros de aluminio. Con todo, el nuevo cuadro fabricado en aluminio M5 pesa tan solo 1.350 g, cerca de 200 g más ligero que el cuadro Stumpjumper HT de carbono.

Rodando
La Chisel es una bici rápida aunque con una geometría un poco menos deportiva que la nueva Epic HT. Posee unos ángulos un poco menos verticales. De todos modos, mantiene unas vainas muy compactas (tan solo 430 mm), una pipa de dirección que nos ayuda a adoptar una posición bastante racing al acercar el manillar a la rueda delantera para proporcionarnos altas dosis de control y manejo. En una bici rígida, la elección de una buena horquilla resulta clave para dotar a la bici de un buen comportamiento y sobre todo una buena absorción.

La RockShox Reba cumple con creces este cometido. El buen tacto y comportamiento del hidráulico, junto con la sabia decisión de montar una rueda delantera de tan solo 24 radios con un neumático de balón generoso (un Fast Track con compuesto Gripton de 2,3”), hace que la característica escasa absorción de los cuadros de aluminio pase más desapercibida. Además, tanto llantas como neumáticos se pueden tubelizar, lo que todavía permite acenuar más esa sensación de confort y tracción. El hecho de poder circular a bajas presiones, en nuestro caso alrededor de 20 psi, nos permite tener un tacto más dulce del conjunto de la bici.

Nos parece también una buena decisión incorporar una tija de 27,2 mm, absorbente y ligera a partes iguales, compatible con la tija telescópica de Specializedde Specialized, la Command XCP. Gracias al reducido peso de la bici, tan solo 11,521 g (sin pedales) en orden de marcha (portabidón, pedales Shimano XT y soporte de GPS incluidos), nos permiten devorar kilómetros con fluidez. En los descensos, la geometría XC relajada contribuye a transmitirnos control en la mayoría de circunstancias exigibles de una bici de este tipo. El montaje de la bici es intachable. Dos platos y un casete de 11-42 nos ofrecen progresividad y un amplio abanico de desarrollos para trabajar siempre con la cadencia de pedaleo deseada.

En conclusión
Después de probarla, ha emergido una pregunta que muchos de vosotros seguro que también os habréis planteado en alguna ocasión. Por el mismo precio… ¿Bici de carbono y un montaje sencillo o bici de aluminio bien vestida? Pues bien, después de probar la Chisel, creemos que la segunda opción cobra fuerza y sentido. Si bien no hemos sentido ese extra de absorción estructural típica del carbono, algo que se deja notar especialmente transitando por los terrenos más rotos, gracias a su geometría, rigidez y ligereza, logramos tener una bici muy reactiva sin dejar nuestra cuenta en números rojos. Nos parece una opción excelente, con la que empezar a foguearse en alguna que otra marcha o prueba popular. El paso intermedio entre una bici de iniciación y las bicis para manos expertas y carteras generosas.

FICHA TÉCNICA
Specialized Chisel Expert 2x
1.799,90 euros – 11,521 kg (sin pedales en talla M), 100 mm
CUADRO: Material: Aluminio Specialized D’Aluisio Smartweld M5
Tallas: S, M, L y XL
Garantía: De por vida
SUSPENSIÓN:
Horquilla: RockShox Reba RL 29, Solo Air, avance 51 mm, eje pasante 15 x 110 mm
TRANSMISIÓN:
Pedalier: Race Face Aeffect/36-26/Bielas de 175 mm
Casete: Shimano SLX, 11 vel., 11-42
Cadena: KMC X11, 11 speed w/ Missing Link Mandos de cambio: Shimano SLX, 11 vel.
Cambio: Shimano XT, Shadow Plus, GS cage, 11 vel.
RUEDAS
Llantas: Specialized Alloy 29 de 25 mm ancho interno, tubeless
Bujes: Specialized delantero 110 x 15 mm y trasero 148 x 12 mm, 24 radios delante y 32 detrás
COMPONENTES
Neumáticos: Fast Trak, GRIPTON compound, 2Bliss Ready, 29, 2.3” delantero y 2,1” trasero
Frenos: Shimano MT500 Deore
Discos: Shimano RT68 Centerlock, 160 mm delante y 160 mm detrás
Manillar: Specialized Mini-rise, 6000 alloy, 8º, 720 mm, 31.8 mm
Potencia: Specialized XC, 3D-forged alloy, 4-bolt, 6º
Dirección: Integrada tipo tapered plana
Tija de sillín: Aluminio, un tornillo, 27,2 mm
Sillín: Body Geometry Phenom Comp, Adaptive Edge design, Hollow Cr-Mo rails, 143 mm
MÁS INFO
Contacto: Specialized España, 916 63 71 25
Website: www.specialized.com

A FAVOR
●Ligereza del cuadro y de la bici completa
●Excelente tratamiento de las soldaduras
●Comportamiento global para XC
●Acabados top “made in Specialized”

EN CONTRA
●Precio sensiblemente superior que algunos
modelos de la competencia

VALORACIONES
CUADRO: *****
El corazón de la Chisel late fuerte. Soldaduras imperceptibles, bajo peso, estética cuidada y gran fiabilidad. No se nos ocurren mejores alternativas en aluminio en el mercado.
TRANSMISIÓN: ***
Gran abanico de desarrollos y escalado ideal para encontrar siempre la cadencia deseada. No obstante, habríamos preferido algún componente de más alta gama en pulsadores y desviador.
SUSPENSIONES: ****
Únicamente echamos en falta un bloqueo remoto para gestionar con comodidad el bloqueo de la horquilla. Por lo demás, el comportamiento de la RockShox Reba es excelente.
EFICACIA PEDALEO: ****
Es una bici que se mueve como pez en el agua en los senderos y pistas rápidas. Cuando toca pedalear en terreno más roto, nos cuesta algo más sacar a relucir todo el potencial de la bici y nuestras piernas.
FRENOS: ***
Sencillos, especialmente sus discos. Son unos frenos muy fiables y potentes, pero si abusamos de ellos en las bajadas, los discos se vuelven algo ruidosos y al calentarse pierden eficacia.
RUEDAS: ****
Tubelizables, con un ancho interno de 25 mm y un radiado diferenciado. Los bujes suenan de maravilla y engranan con rapidez. Si bien el peso del conjunto no es extraordinario, cumplen con creces su cometido.
NEUMÁTICOS: *****
El agarre del compuesto Gripton de los Fast Track nos ha encantado, así como la elección de una sección de neumático de 2,3” para la rueda delantera, que nos aporta gran confianza.
CALIDAD-PRECIO: ***
La calidad de este cuadro y de los componentes Specialized está fuera de toda duda. El precio es algo elevado, teniendo en cuenta el montaje que lucen algunas bicis de primer precio en carbono.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.