La primera bici en ver la luz a principios de año en 650b fue la Stumpjumper FSR EVO, la más radical de la gama Stumpjumper y que desde ese momento daba el pistoletazo de salida de Specialized a la gran carrera que numerosas marcas, capitaneadas por Scott y desde ahora Specialized, han iniciado por abanderar los nuevos diámetros de rueda tan en boga y boca de los usuarios. Efectivamente, en el catálogo 2015 de la marca, ya podemos ver las nuevas Enduro y la también recién estrenada Demo, la laureada máquina de DH en 650b. Tres grandes razones han sido las que han expuesto para justificar su apuesta: la primera, la superioridad de la rueda de 27,5” sobre la 26” y la paulatina desaparición de ésta. A rey muerto, rey puesto, sin más. La segunda, una cuestión de talla, aquellos que quedan intimidados por el gran tamaño de las 29” son bienvenidos y bien hallados en un diámetro menor más proporcionado. Y una tercera, por pura y simple demanda. ¿La quieren? Aquí la tienen.

 

 

¿Cómo lo han logrado?

Tan sólo al sacarla de la caja y empezar a trastearla nos recuerda muchísimo al modelo Enduro de 26”, con el cuadro con la característica forma X-Wing. Y es que, preguntando a los ingenieros de Morgan Hill sobre el proceso de desarrollo de esta nueva bici, nos cuentan que el triángulo delantero es exactamente el mismo que el del último modelo en liza en 26”, hasta ahí no cambia nada. Donde se han roto los cuernos es en el basculante trasero, en dar cabida a la rueda y en reajustar el posicionamiento del amortiguador trasero para ofrecer unos nada despreciables 165 mm de recorrido. Al montar delante una horquilla, concretamente la RockShox Pike RC de 160 mm de recorrido, queda toda la geometría en equilibrio con una altura de la caja de pedalier tan sólo un 1 mm más alto que en la 26” (352 mm), un ángulo de la dirección 1° más lanzado (65,5°) y unas vainas solamente 3 mm más largas (422 mm), para dejar la bici en una distancia entre ejes de 1.160 mm, sólo 7 mm superior al modelo precedente en 26”. Dos gotas de agua, vamos. Digamos que no es una bici de la que hayan partido de cero, como ocurrió con la 29er y su alabada geometría y funcionamiento.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.