Specialized hace un recall voluntario de baterías de la Turbo Levo y Kenevo antiguas

La marca Specialized ha emitido un ‘recall’ o llamada a revisión voluntaria de algunas de sus baterías de sus e-MTB de primera generación, la Turbo Levo y Kenevo, fabricadas entre 2017 y 2019. El motivo es que tienen riesgo, aunque muy bajo, de cortocircuito.

Specialized ha realizado una llamada a revisión o recall voluntario de determinadas baterías incluidas de serie en sus e-bikes de primera generación Turbo Levo y Turbo Kenevo, fabricadas entre 2017 y 2019, además de las adquiridas en servicio postventa.

Esto significa que si se es propietario de una de estas bicis o se ha adquirido una batería aparte para ellas es posible que esté afectada por la revisión. Esto supone pasar por un servicio técnico oficial para repararla.

Motivo del recall: riesgo de cortocircuito e incendio

specialized recall baterías

Si tu e-bike de Specialized, ya sea Turbo Levo o Kenevo, no tiene este panel de control en el lateral del tubo, tu batería no estará entre las afectadas. / Specialized.

Specialized argumenta esta decisión de retirada y reparación de baterías en la posibilidad, que recalcan es remota, de que entre agua a través de la junta del panel de control de la batería, situado en el lateral del tubo diagonal de la Turbo Levo o Turbo Kenevo.

El líquido puede penetrar durante el lavado a presión de la bicicleta. Una práctica que desde Specialized nunca han recomendado hacer para sus bicis eléctricas. El agua puede llegar, explican, a un «área específica muy pequeña de la placa de circuito de protección de la batería. En casos muy raros, puede provocar un cortocircuito. Un problema que, en baterías bastante cargadas, puede ocasionar un desbordamiento térmico que acabe en incendio y riesgo potencial de quemaduras para el ciclista.

¿Qué modelos de batería están afectados?

Specialized estima que las baterías que pueden presentar este problema suponen un 15% del total de las fabricadas en esos años y muchas de ellas apenas tienen riesgo de tener un cortocircuito. Pero como precaución, el fabricante ha identificado modelo y serie para avisar tanto a distribuidores como usuarios.

En su página web oficial ha lanzado un comunicado donde detallan los modelos que pueden estar afectados. Son los siguientes: Turbo Levo FSR 2016 – 2018, Turbo Levo HT 2016 – 2018 y Turbo Kenevo FSR 2018 – 2019. También detallan el modelo concreto de batería, si se ha adquirido como pieza suelta: M1 Battery 2016 – 2021.

Para que el usuario identifique si la batería de su modelo está entre ese 15% afectado, deberá extraer la de su bicicleta y comprobar el número de pieza y fecha de fabricación. Si coincide con alguno de esta tabla que facilitamos a continuación, habrá que llevarla al punto de distribución de Specialized más cercano:

Reparación sin coste

Una vez en el servicio técnico, un profesional mecánico se encargará de proceder a la reparación, sin ningún coste. Ésta consiste en volver a pegar el panel de control y sellarlo convenientemente para que no haya posibilidad de entrada de agua.

No obstante, Specialized recomienda no aplicar agua a presión en esta parte de la bicicleta como medida de precaución. Ya sea antes de la revisión o incluso si la batería no es de las afectadas. Para ello, ha compartido este vídeo en el mismo comunicado con instrucciones sobre cómo lavar correctamente sus bicicletas eléctricas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.