Specialized Turbo Vado SL, ¿merece la pena una bici eléctrica urbana de 5.000 €?

Specialized Turbo Vado SL, ¿merece la pena una bici eléctrica urbana de 5.000 €?

El fuerte aumento de los precios de los combustibles, unido a las cada vez mayores restricciones por la contaminación para circular por las ciudades, ha hecho que muchas personas busquen otras alternativas más económicas y eficientes para sus desplazamientos diarios. Así, una bicicleta eléctrica y urbana como esta Specialized Turbo Vado SL se ha convertido en una opción de movilidad que pueda suplir con garantías al coche. Pero muchos aún se preguntan si de verdad es útil o si merece la pena la inversión. Te damos respuesta probándola durante semanas en las calles de una gran ciudad.

PUBLICIDAD Content_1

Fotos: Israel Gardyn

La Specialized Turbo Vado SL ha surgido como opción de bicicleta eléctrica urbana de calidad para cualquier tipo de desplazamiento por la ciudad. Sus atractivos se basan en un cuadro resistente y ligero y de buena factura, un sistema de asistencia al pedaleo sencillo pero eficiente y unos componentes y accesorios de serie muy prácticos y funcionales.

Todo ello suena muy bien, pero es inevitable hablar de precios. Este modelo en concreto se eleva hasta los 5.200 euros. Sin duda es una gran inversión como para pensarlo detenidamente y valorar los pros y contras de su uso.

Si te encuentras en esta tesitura de comprarte una eléctrica urbana para la ciudad, ya sea esta Turbo Vado u otro modelo similar, te ayudamos a despejar tus dudas con este test a fondo por las calles de nuestra ciudad.

PUBLICIDAD Content_2

Una e-bike ligera, por debajo de los 15 kg

bicicleta eléctrica urbana Specialized Turbo Vado SL 5.0 Step Through

Comenzamos hablando de sus características. Specialized consigue aunar ligereza, manejabilidad y multitud de detalles prácticos en la Turbo Vado SL. Para empezar, nos ha sorprendido la integración de su cuadro de aluminio con todos sus componentes y accesorios.

Realmente, en el mercado escasean las bicicletas eléctricas con un peso tan reducido, de 14,9 kg en talla M, como el de esta Turbo Vado SL 5.0, que tengan batería y motor central integrados en el cuadro. Es todo un punto a favor, en comodidad, maniobrabilidad o simplemente para su transporte o aparcamiento.

La ligereza es uno de sus grandes puntos a favor: fácil manejo y comodidad en todos los sentidos

A simple vista vemos una estructura de aluminio E5 donde no llaman demasiado la atención las marcas de las soldaduras o la robustez de otros cuadros de aleación. Además, el diseño Step-Through, con el tubo superior hundido hacia abajo, hace que sea más fácil montarse y desmontarse de la bici con ropa de calle.

PUBLICIDAD Content_3
bicicleta eléctrica urbana specialized con suspensión
El tubo de la dirección integra la suspensión Future Shock de Specialized.

También aplaudimos la integración de la mini suspensión Future Shock 1.5 de Specialized en el tubo de la dirección. Se trata de una tecnología heredada de las bicis de carretera de la marca, concretamente del célebre modelo Roubaix, capaz de mitigar vibraciones provenientes del terreno, baches, escalones, etc.

Asistencia eléctrica: gasto eficiente

Puerto para cargar la batería. Ésta no es extraíble.

En lo que respecta al sistema de asistencia eléctrica al pedaleo, destacar su silencioso y eficiente motor de 35 Nm de par máximo, capaz de doblar la potencia que el propio ciclista entrega a través de los pedales. Por su parte, la batería de 320 Wh puede aumentar su capacidad con el extensor Range Extender (opcional por 400 € más). Esta batería auxiliar, que se puede instalar sobre el cuadro gracias a sus anclajes, suma 65 km más de autonomía, pudiendo llegar (según datos de la marca) hasta los 195 km.

Tras probar la bicicleta, la batería de serie es suficiente para no parar de rodar por la ciudad o el barrio durante todo el día. El gasto es bastante reducido si ruedas en el modo ECO o intermedio. Solamente vemos útil el extensor para ahorrarnos más ciclos de carga (la de serie tiene 200, según la marca) a lo largo del tiempo y aumentar la vida útil de la batería (en 2 años de uso continuado se sigue manteniendo el 75% de la capacidad, aproximadamente).

Detalle de la unidad de control. Ofrece datos de velocidad, distancia, nivel de la batería, aunque no el modo de asistencia activo.

La asistencia eléctrica se remata con un sencillo y práctico mando remoto en la parte izquierda del manillar, para cambiar entre los tres modos de asistencia rápidamente y sin complicaciones.

Detalles del montaje

Frenos de disco hidráulicos Tektro. La horquilla, por su parte, es de fibra de carbono con propiedades absorbentes.

La bicicleta posee horquilla rígida de carbono con propiedades absorbentes. También acomoda estándares de bici actual como el eje Boost de 110 mm, ruedas 700c y cubiertas de 38 mm. Una anchura más que suficiente para proporcionar agarre y estabilidad en todo tipo de firmes, tanto secos como sucios o mojados. 

La unidad de prueba se corresponde con el montaje 5.0 Step-Through EQ viene equipada con un grupo de transmisión 1×12 propio de las Mountain Bikes, como el SRAM GX Eagle. Aunque la unidad que probamos tenía el grupo rival Shimano Deore XT 12v. Los frenos de disco hidráulicos Tektro son otros de los elementos dignos de mención, así como el cómodo manillar de dos alturas y los puños ergonómicos.

Luces Lezyne incluidas de serie, conectadas a la unidad central.

Pero, por encima de todos ellos, y hablando de una bici de uso diario con vocación práctica, está su gama de accesorios de serie: luces delantera y trasera Lezyne, que están conectados a la batería de la bici para funcionar, pata de cabra, guardabarros, portaequipajes trasero o los pedales de plataforma con superficie rugosa (para aumentar el grip).

Vemos muy bien este tipo de elementos en el montaje de serie, sobre todo si el precio se eleva hasta los 5.200 euros. Igual incluir alguna bolsa portaequipajes hubiera rematado el conjunto aún mejor. También un sistema antirrobo o incluso un espejo retrovisor extraíble, muy útil en zonas con mucho tráfico, rotondas, cruces, etc.

En marcha por la ciudad

bicicleta eléctrica urbana de Specialized 2022

Todo ello hace ubicar esta Specialized Turbo Vado SL 5.0 en un segmento de bicicleta eléctrica urbana bastante exclusiva. Previamente y, antes de la primera salida con ella por las calles de Madrid, enchufamos la bici a una toma de corriente. En apenas dos horas cargamos casi al completo la batería (sólo es extraíble si se desinstala el motor, y habría que ir a un taller especializado para ello) y comenzamos a rodar con fluidez y seguridad por grandes avenidas, adaptándonos al ritmo del tráfico.

Incluso nos hemos atrevido por algún sendero de tierra, para comprobar la eficacia del Future Shock. La Turbo Vado SL se erige como compañera inseparable para tu rutina diaria: para ir al trabajo, a la compra o a tomar un café.

Además, es posible conectar la bicicleta a la app Mission Control de Specialized para personalizar la asistencia eléctrica a tus necesidades y configurar modos personalizados. En este sentido, vemos recomendable rebajar un poco la entrega de potencia de los modos más potentes. Especialmente para principiantes en este tipo de bicicletas.

Conclusiones: ¿compensan este tipo de bicicletas?

Todos los aspectos que hemos descrito de la Specialized Turbo Vado SL son, en su gran mayoría, muy positivos. Un cuadro ligero y resistente, unos componentes de calidad, gran cantidad de accesorios prácticos incluidos de serie, una conducción eficiente y sencilla por la ciudad… pero, ¿podemos rentabilizar su inversión?

Como respuesta corta decimos que sí, pero habrá que tener presente las circunstancias y necesidades del usuario. Como bicicleta eléctrica, en su aspecto mecánico, de diseño, no podemos ponerle ningún pero. Es una bici para toda la vida, con un mantenimiento muy sencillo, ligera de mover, de rodar a la par con el tráfico urbano, de aparcar, transportar, etc. Pero el precio, sin duda, es su principal barrera de acceso y hay que pensarse más de una vez su adquisición.

Factores a valorar: actividad, tipo de trayectos o ahorro de combustible

Si vamos más allá del mero capricho de tener una eléctrica, es una bicicleta preparada para hacer muchos kilómetros diariamente, por lo que la inversión se comienza a amortizar desde el primer minuto. Para una persona que tenga el trabajo relativamente cerca, a una distancia de 3, 5 o 10 km, y quiera evitar atascos y no quemarse mentalmente con el aparcamiento, merece la pena realizar este esfuerzo económico, con beneficios que se van a notar en el medio y largo plazo.

También hay que tener en cuenta el ahorro de combustible que obtendremos a lo largo de los meses y o años usando la Turbo Vado SL, con una vida útil de la batería prolongada, aunque no demasiado. Será prácticamente inevitable, según nuestros cálculos, sustituir la batería con 4 o 5 años de uso aproximadamente, si se rueda con ella diariamente. Y esto supone una inversión extra de en torno a los 1.000 euros en la compra de la nueva batería.

Evitar atascos o problemas de aparcamiento son buenos argumentos para hacerse con esta Turbo Vado SL

Pero pensamos que esta sería el único gasto importante en mantenimiento, cuando un coche o una moto en cuatro años puede tener este gasto o incluso superior. También hay que valorar el tipo de actividad para el que va a estar dedicada esta bicicleta eléctrica urbana. Vemos la Turbo Vado como un vehículo de transporte para distancias cortas, y cargas pequeñas, totalmente válido. Para mensajeros, comerciales y otros trabajos similares puede resultar una opción bastante atractiva.

Pero si aún, con todos estos argumentos, no estás convencido de la utilidad de esta bicicleta, es posible mirar otras opciones más económicas del mismo modelo. La gama Specialized Turbo Vado se compone de hasta 7 modelos con precios que parten desde 3.700 €, con idéntico sistema de asistencia pero componentes algo más sencillos. Asimismo, esta versión 5.0 tiene una variante con cuadro deportivo (sin tubo superior tumbado) de 5.000 €, con el mismo motor  y batería.

A FAVOR

  • E-bike urbana rápida, cómoda y muy ligera.
  • Gran cantidad de accesorios incluidos: luces, portaequipajes, pedales, etc.

EN CONTRA

  • Precio elevado, aunque es una bici para uso diario muy práctica y de bajo mantenimiento.
  • La batería no es extraíble (habría que desinstalar el motor para sacarla). Necesario acercar la bici entera para enchufarla a la toma de corriente.
  • Integrar algún sistema de micro suspensión trasera, como en la delantera, añadiría mayor comodidad (en baches, escalones, etc).

Ficha técnica

Precio: 5.200 euros
Peso: 14,9 kg (talla M, también disponible en S, L y XL)

CUADRO

Material: Aluminio E5

Horquilla: carbono

TRANSMISIÓN

Motor: Specialized SL 1.1 35 Nm

Batería: Specialized SL1-320 320 Wh

Display/Mando remoto: Specialized Mastermind TCU, pantalla TFT ANT+ Bluetooth y mando remoto de manillar

Cambio: SRAM GX Eagle 12 v

Pulsador: SRAM GX Eagle 12 v

Bielas: Praxis // Plato 44T

Cadena: SRAM NX Eagle 12 v

Cassette: SRAM NX Eagle PG-1230 12 v 11-50T

RUEDAS

Ruedas: DT Swiss R500 Disc // Ancho interno de 22 mm

Bujes: Specialized Alloy 12×110 // 12×148 mm

Neumáticos: Del. Nimbus II Sport Reflect 700×38 mm // Tr. Nimbus II Sport Reflect 700×38 mm

OTROS COMPONENTES

Frenos: Tektro hidráulicos HD-R510 // Discos 160 mm

Manillar: Specialized aluminio 690 mm

Potencia: Specialized Stealth Stem, aluminio 14º 70 mm

Tija: Specialized aluminio 27,2 mm de diámetro

Sillín: Bridge Sport, raíles cr-mo

ACCESORIOS (incluidos)

Pedales: Specialized Commuter
Luz delantera: Lezyne e-bike Power 310 lúmenes 12 V
Luz trasera: Lezyne e-bike Rear Fender STVZO 11 lúmenes 12 V
Portabultos: Turbo SL Rack 15 kg max.
Guardabarros: Specialized DryTech aluminio

MÁS INFO: specialized.com

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario