Nadie puede negar que la Turbo Levo ha sido en los últimos dos años una de las referencias entre las bicicletas de pedaleo asistido o popularmente llamadas e-bikes. La interacción con una exclusiva App que optimiza el rendimiento de su motor y las prestaciones de la bici, denominada Mission Control o la integración de sus baterías en el cuadro han sido fundamentalmente, sus principales innovaciones. Ahora esta bici, que ofrece 150 mm de recorrido en la horquilla y 145 mm en el amortiguador, recibe nuevas e importantes mejoras en la que es ya su segunda generación. Una de las más representativas y quizás la más aparente, es un cuadro de carbono en una bici que hasta ahora, sólo se ofertaba en aluminio. Pero otro por otro lado, la nueva Turbo Levo Carbon recibe además una versión optimizada de su motor Brose, una mayor rigidez, ligereza, más configuraciones en el App, mejores neumáticos e incluso un mando remoto para gestionar sus modos de asistencia.

Carbono, rigidez y ligereza

El nuevo cuadro de carbono de la Turbo Levo -ahora Carbon- mantiene las mismas características estructurales que permiten una integración total de la batería, pero ahora, realizado en fibra de carbono en su triángulo delantero. Esta circunstancia le hace rebajar nada menos que 650 g respecto a su versión de aluminio de los cuales, 150 g se ahorran por un rediseño del basculante, que sigue siendo de aluminio y 500 g por la utilización de carbono en el el triángulo delantero. Pero además de la ligereza, el cuadro de carbono aporta una mayor firmeza y rigidez a la nueva Turbo Levo Carbon. Éste es un 40% más rígido lateralmente que la versión en aluminio y hasta un 20% también más sólido en términos generales. En el interior me mantienen las guías para cables al tiempo que su geometría tampoco ha cambiado, con unas medidas “marcas de la casa” que apuestan por unas vainas cortas, 459 mm para una bici, recordemos, de 150 mm de recorrido y un eje de pedalier bajo de 340 mm.

Motor optimizado

El motor Brose del que dispone esta bici, desarrollado desde la versión original de esta bici bajo ls especificaciones de Specialized, pertenece a su generación 1.3 la cual, ha optimizado dos aspectos fundamentalmente. El primero de ellos es una mayor entrega de par o de potencia en su asistencia al pedaleo. Ahora el motor de la Turbo Levo, recordemos de 250 W, empuja con más fuerza desde cadencias más bajas y mantiene ese mayor impulso hasta cadencias más elevadas. Se trata de un total del 15% más de potencia en estas condiciones comentadas, así que la Turbo Levo Carbon amplia su rango de asistencia, independientemente de la cadencia, por ejemplo. La disipación de temperatura era una cuestión crítica en la versión anterior, así como en la mayoría de modelos del mercado. Para solventar este aspecto, el nuevo motor Brose evacúa mejor la temperatura evitando así un sobrecalentamiento del mismo, disponiendo incluso de un sistema de auto apagado para protegerse de las altas temperaturas.

Infinite Tune y mando remoto

La App Mission Control, pionera en el mundo de las e-bikes y que llegó de la manos de Specialized en este mismo modelo de bici, ha evolucionado hacia una nueva versión que ahora multiplica sus posibilidades de ajuste, la versión Mission Tune La aplicación que puede ser descargada en AppStore o en Google Play permite ahora configurar cualquier parámetro del rendimiento del motor de manera independiente para cada uno de los 3 modos de asistencia, el Eco, Trail o Turbo, lo que aumenta las posibilidades de ajuste y de adaptación de la bici a nuestros gustos o necesidades. Otro detalle importante de esta última versión de la Turbo Levo Carbon es la inclusión de un mando remoto en el manillar desde el cual gestionar o seleccionar los diferentes niveles de potencia, además de un pulsador dentro de este mando para el “Walk assist” que se conecta por cable al motor mediante un guiado interno de su cable.

Mejores neumáticos y frenos

Por último y como componentes, reseñar que las nuevas Turbo Levo equipan su neumático Plus Butcher con compuesto Grind, más absorbente y más robusto para soportar las inercias y frenadas de una bici de más de 20 kg, toda un detalle. Finalmente, y para evitar un desgaste demasiado prematuro de los frenos, Specialized equipa los SRAM Code, uno de los pocos frenos diseñados específicamente para bicis de asistencia al pedaleo.

Puedes ver toda la información de la gama Turbo Levo Carbon en la web de Specialized.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.