Specialized y sus 8 mejores aportaciones técnicas al ciclismo

Existen pocas compañías en la industria de la bicicleta con la capacidad de influencia y peso específico que posee Specialized. Una empresa que para quien no lo sepa, fue fundada en 1974 por Mike Sinyard.

Esto ocurrió cuando Mike era uno de aquellos jóvenes entusiastas que durante la década de los 70 se adentraban en el monte Tamalpais del condado de Marin, en California. Lo hacían con bicicletas modificadas por ellos mismos, con el objetivo de poder subir por pistas y bajar por ellas a toda velocidad y sin morir en el intento.

Staff de Specialized en los inicios de la compañía, Mike Sinyard aparece con gafas, barba y camisa oscura.

En aquellos tiempos Mike, quien a día de hoy sigue presidiendo la compañía, comenzó a importar material de ciclismo que provenía de Italia. Solo unos años más tarde, a inicios de los 80, Specialized lanzó la primera bici de montaña de la historia producida en serie, la legendaria Stumpjumper. El resto de la historia, ya la conocemos.

Specialized, siempre en vanguardia

Durante sus 46 años de historia, Specialized se ha significado siempre por un innegable espíritu innovador en la industria del ciclismo. No sólo en el aspecto tecnológico y de conceptos de bici, sino también a la hora de comunicar y desarrollar diversos modelos de negocio.

Esa labor incesante de desarrollo de sus productos y afán de estar en la vanguardia han ido dejado, a lo largo de todo este tiempo, diversas tecnologías y conceptos que han contribuido a la evolución de lo que hoy entendemos por una bicicleta moderna.

En Solo Bici hemos hecho una selección de los ocho aspectos, para nosotros, más relevantes con los que han aportado a la industria del ciclismo. Ocho avances técnicos que han mejorado las bicicletas, incluso las de su competencia. Veamos cuales son.

La importancia de la aerodinámica

Si hablamos de aerodinámica, es justo reseñar la importancia que los americanos le han dedicado en estos últimos años a la eficiencia con la que sus bicis y componentes interactúan con el aire. Es evidente que la aerodinámica es uno de los pilares en el rendimiento del ciclismo moderno.

Specialized Venge en el tínel del viento de Morgan Hill, California.

Gracias a los conocimientos que se han adquirido en base a estudios científicos y a herramientas como los túneles del viento, ahora se sabe mucho más sobre cómo debe diseñarse un casco, un culote, un manillar, unas ruedas y como no, una bicicleta para que podamos penetrar mejor en el aire. Ahorrando energía y yendo más rápido. En ese sentido, Specialized ha jugado un papel relevante, desde que decidió construir su propio túnel del viento en Morgan Hill, a escasos 300 metros de su sede central.

Prototipos de ruedas Roval en fase de desarrollo en el túnel del viento

El hecho de tener un túnel del viento propio les ha permitido analizar desde el punto de vista aerodinámico cualquier accesorio y componente que tengan en fase de desarrollo, algo que resulta inviable si debes recurrir al túnel de un tercero, por timing y costes económicos. De esta manera, ha podido desarrollar hasta el extremo las características aerodinámicas de sus componentes de más rendimiento, siendo una referencia productos como la Specialized Venge de carretera, el casco Evade, sus ruedas Roval, bielas Specialized con perfil redondeado … y suma y sigue.

Centro de control de todos los parámetros aerodinámicos.

Pero no sólo en el desarrollo del producto ha aplicado Specialized sus conocimientos de aerodinámica. Por su túnel del viento han pasado sus mejores ciclistas. Alberto Contador en la época en la que corría para la marca americana, Tom Boonen, Vicenzo Nibali e incluso Loic Bruni, campeón del Mundo de descenso, quien estudia hasta el último de talle de su posición sobe la bici de DH para limar milésimas de segundo al crono.

Visión desde fuera de los potentes ventiladores del túnel del viento

Ahora que todo el mundo habla y propone bicis y accesorios bajo la etiqueta aero, es justo reconocer el trabajo y aportación que Specialized lleva aplicando de manera sistemática y global sobre sus productos.

Estudio de la biomecánica

Otra de las áreas de conocimiento que más han aportado en el ciclismo de los últimos tiempos ha sido la biomecánica y ergonomía sobre la bicicleta. En este sentido, Specialized fue uno de los primeros, sino el primer fabricante de bicicletas y componentes del mundo, en desarrollar toda un concepto basado en conocimiento científico sobre ergonomía y biomecánica en ciclismo.

El sistema Retül está considerado como uno de los más precisos para el estudio del posicionamiento sobre la bicicleta

Hablamos de hace 15 años atrás, cuando apenas nadie trataba la biomecánica de manera consistente. Por aquel entonces y recurriendo a la figura de Andy Pruitt, uno de los gurús de la biomecánica y la medicina del deporte en Estados Unidos, se desarrolló el concepto Body Geometry.

 

La medición de Rëtul se basa en unos sofisticados sensores que captan el movimiento del ciclista.

Años más tarde, Specialized adquirió Retül. Una pequeña pero talentosa compañía de Boulder, Colorado, que había desarrollado un innovador método de medición en 3 dimensiones que controlaba los movimientos del ciclista sobre la bicicleta. De esta adquisición surgió la unión entre el conocimiento en ergonomía que ya poseía Specialized. Y la capacidad que ahora, gracias a Retül, tenían de monitorizar al ciclista, detectando errores, problemas y corrigiendo su posición hacia la que más le predisponía a rendir y lo más importante, salvaguardando su salud.

La biomecánica se aplica desde el alto rendimiento al usuario aficionado.

Desde entonces, Specialized es la empresa de la industria del ciclismo que mejor ha integrado, con diferencia, el desarrollo de sus productos desde un punto de vista de la ergonomía y la biomecánica. Creando incluso sistemas de estudio biomecánico aplicables a gran escala como el Retül Match. Pioneros sin duda, en la aplicación de la biomecánica para el usuario final.

Sistema Rëtul Match de análisis biomecánico

Sistema de suspensión FSR

Specialized creó su propia plataforma o sistema de suspensión trasera hace ahora más de 20 años. Se trata del famoso sistema FSR que consigue una mayor desmultiplicación de la suspensión a expensas de la inclusión de un punto de giro ubicado en ambas vainas, muy cerca del eje de la rueda trasera.

Este es el punto de giro del sistema FSR, justo por delante del eje de la rueda trasera.

Con este sistema la compañía norteamericana contribuyó decisivamente no sólo a que sus bicis, sino a otras tantas de la competencia que optaron por adquirir la licencia para el uso de este sistema, mejoraran la independencia del funcionamiento de la suspensión respecto a las fuerzas de la frenada y de la cadena.

Primer modelo Specialized de doble suspensión con sistema FSR

Este sistema se viene implementando, como hemos comentado, en infinidad de bicicletas cuyos fabricantes adquirieron la licencia, patentada por Specialized. Esa es la verdadera aportación de este sistema al mountain bike. La cantidad de marcas que lo han adoptado en sus bicis para dotarlas de un sistema de suspensión sensible e independiente de la frenada y la tensión de la cadena.

La propia compañía de californiana, obviamente, lo ha usado en todas sus bicicletas de doble suspensión, desde las de descenso hasta las de XC con un innegable alto rendimiento de todas ellas. Aunque en los últimos años es cierto que el sistema FSR ha desaparecido del modelo de XC Epic de doble suspensión con el objetivo de optimizar el peso del cuadro. No en vano, hay que destacar que las bicicletas de Specialized con sistema FSR presentes en la alta competición han sido coronadas a lo largo de la historia con varios títulos mundiales.

Sillines cortos, el modelo Power

Si hay un componente que Specialized ha sabido interpretar y adaptar a las necesidades del usuario mejor que nadie, ese ha sido bajo nuestro criterio, el sillín. En este sentido, ya hemos comentado anteriormente todo el desarrollo del concepto Body Geometry y su integración a la biomecánica.

Sin embargo, a toda esa tecnología sumaron en 2015 la concepción de un nuevo formato de sillín, el Power. Un modelo que en cierta forma, ha cambiado el paradigma de sillín racing.

Sillín Specialized Power, en una de sus primeras versiones.

Este modelo se inspiró en el Sitero, un sillín específico de Specialized para triatlón. El Power en todo caso minimizar los problemas de la rotación anterior de la pelvis que se producen cuando adoptamos posiciones muy agresivas sobre la bicicleta. Generalmente cuando en triatlón o en carretera, nos cogemos a la parte baja del manillar. Para ello, posee una punta más ancha y corta de lo que ofrecen los sillines convencionales.

La respuesta del público no puso ser mejor y ahora el Power ha sido interpretado por muchas otras marcas de la competencia, que también poseen un modelo a imagen y semejanza, orientado siempre al usuario más rácing, que se beneficia de poder adoptar una posición deportiva, reclinad hacia delante manteniendo un mejor flujo sanguíneo en la zona genital y perineal.

Tanta es la aceptación del Power que además de ser interpretado ahora por varias marcas de la competencia, equipan ya de serie a muchas de las bicis dede las diversas colecciones de Specialized y no sólo las de carretera y triatlón, en donde aparecieron originalmente.

Specialized Stumpjumper

En 1981 comenzó a comercializarse una bici que sin duda, marcó un hito en la historia del mountain bike. Nos referimos a la icónica Stumpjumper. Una bici que salió del todavía precario local que regentaba Mike Sinyard en California a principios de los 80 y de la cual, se llegaron a vender unas 500 unidades a un precio de unos $795 la bici completa y $350 el cuadro suelto.

La primera mountain bike fabricada en serie de la historia, la Specialized Stumpjumper de 1981. Costaba 750 dólares.

Este modelo está a años luz del nivel de tecnología de las bicis actuales, pero a ella y a Specialized le debemos el reconocimiento de ser el primer modelo de bici de montaña montado en serie de la historia. Una bici que contaba con tres platos y cinco coronas con relaciones de 14, 17, 20, 24 y 28 dientes. Además de un estiloso cuadro para la época construido en Cro-Mo con soldaduras TIG.

Detalle de la tubería de Cro-Mo con soldaduras TIG

Tanto es lo que ha aportado esta bici a la historia de Specialized y lo que supone para el mountain bike que, no olvidemos, la compañía de Morgan Hill todavía mantiene vivo este nombre desde hace 39 años en la actual Stumpjumper aunque lógicamente, poco o nada tienen en común ambas bicicletas.

Potencia de aluminio «Golf Club» con perforación para el cableado.

Sistema Swat

Las siglas SWAT corresponden a los términos en inglés Storage Water Air Tools (almacenaje, agua, aire y herramientas) y es uno de los últimos conceptos que Specialized incorporó a sus bicicletas. Un sistema, la verdad, tan elemental como práctico y que nadie antes había desarrollado ni implementado de esta manera tan integral y completa como lo ha hecho Specialized.

Una de las primeras versiones del sistema SWAT para el cuadro.

En síntesis el SWAT es un sistema para poder transportar nuestras herramientas y agua de manera mucho más cómoda y práctica sobre la bicicleta. Comenzó por ser unos prácticos bolsillos posteriores en el culote que llevamos debajo del baggy y unos compartimentos de plástico unidos al portabidón que permitía, junto al agua, transportar una cámara, bomba de aire, desmontables y una multillave. En una zona de la bicicleta, además, en la que el peso afecta poco sobre la estabilidad y el centro de gravedad.

Poco después el sistema SWAT fue evolucionado hasta el punto de convertirse en un compartimento dentro del propio cuadro, concretamente en el interior del tubo diagonal, en donde introducir todo el equipaje que hemos comentado anteriormente, bien sujeto además y realizado con un nivel de calidad impresionante, incluyendo la portezuela que da acceso al compartimento SWAT.

Actual sistema SWAT integrado en el cuadro de la bicicleta.

Lo cierto es que el sistema SWAT ya ha sido replicado, en mayor o menor medida, por varias marcas de la competencia, que han desarrollado también sus propios sistemas de compartimentos y transporte de herramientas y equipaje sobre la bicicleta, siguiendo así el camino marcado y la tendencia creada, una vez más, por Specialized.

Specialized Turbo Levo y Mission Control

En verano de 2015 se presentaba la Specialized Turbo Levo. Esta fue la primera eBike específica para montaña que producían los de California, que ya tenían experiencia en bicis de asistencia eléctrica con un modelo previo, llamado Turbo y que en ese caso, era específico para cuidad.

Primera versión de la Specialized Turbo Levo, 2015.

Desde ese preciso momento, la Turbo Levoi se convirtió en la referencia absoluta del segmento. Y no por ser precisamente la primera eBike del mercado, los fabricantes alemanes por ejemplo ya llevaban ventaja en la producción en este tipo de bicis. El verdadero valor y mérito de Specialized con esta bici y por lo que realmente supuso un impulso que recogieron y siguieron el resto de marcas fue el de la integración y la conectividad.

Nunca hasta esa fecha una eBike había integrado, a ese nivel, la batería en el cuadro. Con un efectivo sistema para poder extraerla en caso de necesitar cargarla por separado.

Actual versión de la Turbo Levo, en la imagen, el modelo S-Works tope de gama.

Pero el hecho de llevar la batería perfectamente integrada en el cuadro no fue el único hito de esta bici. Lo fue también el desarrollo de una app, la Mission Control, mediante la cual, el usuario podía optimizar el funcionamiento de la Turbo Levo. Todo ello gestionando los ajustes y rendimiento de la batería y el motor. Mediante la app, el usuario podía elegir el recorrido que menos uso de la batería supusiera, podía configurar el nivel de aceleraciones, calcular cualquier ruta y permitir que la potencia del motor se auto ajustara para evitar el agotamiento de la batería, etc.

La App Mission Control permite configurar el rendimiento del motor y la autonomía de la batería.

El binomio de la Turbo Levo y su app Mission Control supuso sin duda un antes y un después en el segmento de las eBikes. El resto de marcas no  tardaron en integrar también las baterías en sus cuadros y en algunos casos, desarrollar también aplicaciones con las que gestionar la bicicleta. Una concepción de la integración que nunca antes había imaginado y con la que los de Morgan Hill siguen dominando este mercado de bicicletas, pues tras aquella versión de 2015 llegó una renovación de la Turbo Levo en 2018 y nuevas capacidades para la app.

Inserciones Zertz

Corría mediados de la década de 2.000 cuando Specialized creó su primera bici con unas características más propias para las largas distancias y la comodidad. Lo que ahora viene a denominarse en el segmento de la carretera, como bici gran fondo. Acababa de nacer por tanto, el modelo Roubaix. Una bicicleta concebida bajo las necesidades de los profesionales que debían competir en las pruebas de pavé y al mismo tiempo, que proporcionara al aficionado ese extra de comodidad mediante una posición más relajada para afrontar las largas distancias.

Inserciones de polímero Zertz en el cuadro.

En aquel momento y aquella primera versión de la Roubaix, Specialized empleó una solución inédita por aquel entonces que pretendía filtrar mejor las vibraciones de la bicicleta. Nos referimos a unas inserciones de elastómero (goma dura, polímero) denominadas Zertz. Estas inserciones estaban ubicadas en tirantes y horquilla de aquella primera Roubaix y durante años, fueron permaneciendo en las bicis de gran fondo de Specialized, tanto la Roubaix como el modelo Ruby para chicas y extendiéndose también a componentes como las tijas, por ejemplo.

Actualmente Specialized sólo mantiene la inserción de pastillas Zertz en alguna de sus tijas. Sin embargo, el concepto de inserciones de elastómero para aportar más comodidad a las bicicletas ha sido retomado por otras marcas de bicicletas que actualmente, siguen ofreciendo soluciones similares a la que los de la S rasgada ya usaron primero y de manera innovadora.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.