La marca estadounidense presenta sus primeros frenos de llanta S-900 Direct Mount. De gran potencia y con un tacto superior, el S-900 representa el primer freno de llanta de la línea SRAM. El sincronizador, que ajusta las pastillas para conseguir una intervención simultánea, no está situado en el centro, sino que más bien se basa en un diseño de compensación. Esta nueva localización reduce la fuerza de separación 
o la energía que se disipa en el cuadro-horquilla en lugar de en la pinza. El resultado es una modulación superior y una mayor potencia, que resulta en un retorno ágil sin sensación de esponjosidad. El S-900 entrará en acción en el UCI World Tour en las bicicletas del equipo Katusha Alpecin.

El paso de rueda que permiten estos puentes de freno acapta neumáticos de hasta 28 mm. También los portazapatas están pensados con una holgura suficiente para dejar espacio a las modernas llantas de mayor anchura. El peso anunciado para el juego de puentes de freno es de 326 gramos. Son compatibles con todas las manetas de freno mecánicas de SRAMy  estarán disponibles en el próximo mes de marzo por un precio recomendado de 130 €. Más información en www.sram.com.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This