SRAM imaginó un mountain bike más sencillo, más simple. El resultado es este revolucionario grupo de un solo plato, el XX1. En Eurobike lo vimos, pero también lo probamos… y nos encantó.

SRAM XX1

SRAM vuelve a reafirmarse como compañía innovadora con la puesta en escena de un nuevo grupo de gama alta. Un grupo que no tendría nada de especial a no ser de que está basado en una transmisión de un solo plato. Su denominación es XX1, a imagen y semejanza del ya conocido por todos XX. No está concebido para XC exclusivamente, sino para un uso generalista o mucho más abierto. De hecho, este nuevo grupo rompe con lo establecido y apuesta por un concepto jamás imaginado hasta el momento para el gran público, pero que, con sus matices, tiene toda la lógica del mundo; un solo plato implica ante todo más sencillez de uso y ligereza a nuestras bicicletas. Sin embargo, técnicamente el XX1 va mucho más allá de lo que sería simplemente usar un plato, prescindir del pulsador izquierdo y el desviador.

Un plato y mucho más

Obviamente, el uso de un solo plato nos puede dar que pensar que con el nuevo XX1 nos podríamos quedar muy limitados a la hora de jugar con los desarrollos si queremos adaptarnos a cualquier tipo de terreno. Nada más lejos de la realidad. Para empezar, el usuario podrá elegir entre 10 opciones distintas de plato, con desarrollos que van desde los 28 hasta los 38 dientes. Pero no sólo eso, el casete pasa de las 10 coronas convencionales en grupos de gama media y alta a 11, una cifra inédita hasta hoy en los grupos de mountain bike. Con esta ampliación de coronas y el rango de elección del desarrollo en el plato, el XX1 abarca prácticamente todas las velocidades posibles que tenemos con un grupo de doble plato al uso.

Sin trampa ni cartón

El grupo prescinde de guiacadena y al menos durante las horas que lo testamos, os podemos asegurar que no tuvimos la sensación en ningún momento de que la cadena tendiera a salirse, sino todo lo contrario, se percibe una transmisión sólida y fiable aun intentando cambiar en las peores condiciones. Es obvio que el trabajo que se ha hecho en la transmisión en este sentido ha sido realmente excelente, estudiando el diseño y el ángulo de ataque de los dientes sobre la cadena, entre otros aspectos. A esto hay que añadir el soberbio funcionamiento del cambio trasero, mucho más robusto que un XX, más pesado también, pero con un movimiento desde fuera adentro y viceversa totalmente horizontal y no diagonal, como ocurre en cambios convencionales. La solidez del cambio se deja notar en los cambios de corona, donde el tacto es rápido, más silencioso y sólido.

¿Pulsas o giras?

Atendiendo a las preferencias de todos sus usuarios, SRAM lanza el XX1 en versión de puño giratorio (Grip Shift) o pulsador (Trigger). De todas formas y como es lógico, sólo se cuenta con el pulsador o puño giratorio de la derecha. Prescindiendo de él, de la funda y cable, del desviador y del plato, el XX1 consigue rebajar más de 200 g de peso respecto a su hermano XX. Una cantidad de peso nada despreciable, sin duda, para los que más importancia dan al peso.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.