Aplausos para Stevens

Sabíamos que Stevens cuenta con una colección de bicicletas muy competitiva en todos los segmentos del mountain bike, pero no esperábamos que la Fluent SX nos fuera a sorprender tan positivamente como lo ha hecho. No pierdas su pista.

Cuadro

Fabricado en aluminio 7005 de triple espesor, el cuadro de la Stevens cuenta con unas formas cuadrangulares muy características, con unos acabados realmente muy buenos. Si la analizamos al detalle, observamos que su calidad de fabricación es buena, con grandes soldaduras y espesores muy delgados en sus tubos; verdaderamente, un cuadro de gama alta, superior al de la mayoría de las bicis representadas en esta franja de precio.

La Fluent SX emplea un sistema de suspensión de paralelogramo deformable tipo FSR con rodamientos sellados en sus puntos de giro con articulación Horst Link -el único punto de giro que pivota sobre casquillos de fricción- con una pequeña bieleta que comanda el movimiento de su amortiguador FOX Float RP2 Boostvalve. Es el único entre todas las bicicletas con amortiguadores FOX que cuenta con la tecnología Boostvalve, con un tuning empleado con 225 psi de presión interna, nivel medio de Velocity Tune y Light de Rebound Tune.

Equipamiento

Delante nos encontramos con una horquilla FOX Float RL con un característico comportamiento muy dulce y absorbente, idéntico en todos los modelos que también la utilizan. En cuanto a la transmisión, tenemos un pedalier Shimano SLX, pulsadores de cambio Shimano SLX y desviador Shimano SLX con coronas HG-81 y cambio trasero Deore XT. Los frenos son Avid Elixir 5 con disco delantero de 180 mm y 160 mm el trasero. El resto de los componentes, como sillín, tija, potencia y manillar, son de la marca de Stevens Oxygen Scorpo, entre los que destacan el manillar de 680 mm de anchura o la potencia de 100 mm de longitud.

Otro apartado de suma importancia en cualquier bicicleta son las ruedas, y en este caso nos encontramos delante de las mejores del comparativo. El Easton XC es un modelo que no se comercializa, pero que sí podremos ver en algunos modelos de marcas que hayan apostado por su montaje. Su estética es acertada, y lo mejor de todo es su comportamiento, ya que siendo bastante rígidas, son el modelo más ligero entre todas las bicicletas aquí presentes. Una gran apuesta la de Stevens y tremendo acierto esta elección. Los neumáticos Rocket Ron, al igual que la Scott, cuentan con un compuesto de goma bastante duro y no ofrecen demasiada confianza, aunque, por otra parte, son bastante ligeros y ruedan bastante bien.

Cómo va

La Stevens se caracteriza por contar con uno de los comportamientos más firmes de suspensión trasera entre todos los modelos presentes. Entendemos como firme un comportamiento duro al sentarnos en el sillín, neutro, muy estable, con mucha plataforma de pedaleo, sin vaivén que pueda perjudicar la eficacia de la pedalada. Los 225 psi de la presión Boostvalve de su amortiguador y la firmeza media del Velocity Tune establecen este carácter cross country característico en su comportamiento. Por otra parte, la postura de conducción es muy buena, con una posición del manillar ligeramente más baja y plana que en otros modelos, con una orientación algo más deportiva. Su larga potencia de 100 mm de longitud así lo señala igualmente.

La Stevens es una bicicleta muy ágil de pedaleo que rueda muy fina y que corre bastante, con unas ruedas que giran estupendamente bien y colaboran a dar a la Fluent SX esa velocidad de reacciones y ese carácter XC-maratón tan característico. No en vano, es el modelo más ligero de las 16 dobles aquí reunidas.

Su absorción trasera es muy superior a lo que podríamos esperarnos. Esto se lo debemos a la tecnología Boostvalve, que mantiene una elevada firmeza de suspensión al pedalear y simultáneamente permite una sorprendente absorción en firmes bacheados y empedrados, como los de nuestra sesión de fotos con este modelo. No llega a la capacidad bruta de absorción de la Orbea, Kona o Cube, pero ofrece un comportamiento más equilibrado y con mejores prestaciones pedaleando que el resto de los modelos con FOX RP2.

La Fluent SX cuenta con un montaje muy equilibrado, es de las bicis mejor montadas. Su efectividad pedaleando es comparable a la de una XC-maratón, y gracias a su diseño Horst Link permite una sensibilidad de funcionamiento y una tracción en subidas superior a las de bicicletas con otros sistemas. Sólo los neumáticos impiden un mejor agarre y una mayor confianza y seguridad en las bajadas y situaciones más delicadas.

Galería

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.