Durante el pasado mes de junio en Italia y recientemente en Monterey (California) hemos asistido a dos presentaciones de las que serán las nuevas bicis de Specialized para 2012. ¿Las mayores novedades? La ampliación de la gama Camber a modelos de 29 pulgadas con cuadro de carbono y el completo rediseño de las gloriosas Stumpjumper FSR. ¡Y muchas más!

STJ FSR 29″

S-Works Stumpjumper FSR

Con 30 años ya de historia con este nombre en el catálogo de Specialized, la nueva Stumpjumper, en este caso la FSR, presenta unas novedades importantes. La más destacable en la S-Works quizás sea la presencia de carbono en el triángulo trasero, hasta ahora de aluminio M5, por lo que por primera vez su cuadro es full carbon.

Cabe destacar que esta temporada será la primera que se fabricará la versión 29er, aunque en nuestro país no se distribuirá por el momento. Además de esta unificación de materiales en triángulo principal y basculante, las mejoras introducidas siguen haciendo que la Stumpjumper sea una de las bicis más versátiles y deseadas (y más en la versión S-Works), gracias al buen compromiso de peso-rigidez-recorrido. Además, desde la marca afirman que las nuevas Stumpjumper son más fáciles de mantener y de ajustar y mejores bicis que nunca.

El nuevo cuadro S-Works, fabricado en carbono FACT 11m, incorpora pipa de dirección tapered, eje de pedalier Press Fit BB30 con anclaje ISCG 05 y eje de rueda trasera 142+. Y, al igual que las versiones de 2010 y 2011, la Stumpjumper FSR cuenta con 140 mm de recorrido trasero.

Mejorando año tras año

Una de las modificaciones técnicas de mayor interés es el nuevo eje trasero 142+, de 142 mm de anchura y 12 mm de diámetro. Poner y sacar la rueda es de lo más sencillo y permite que las nuevas punteras traseras empleen la mejor calidad de carbono para esta zona del cuadro. En este sentido, Specialized ha hecho un trabajo fantástico y sus cuadros son incluso más ligeros que en el pasado, con 1.830 gramos de peso para el S-Works (sin amortiguador) y los 1.995 gramos para el Expert (sin amortiguador).

Un accesorio propio que también hace aparición para este 2012 que se avecina es el Dangler. Estamos hablando del guía-tensor de cadena plástico que va colocado estratégicamente en la vaina derecha tras los platos. Con un peso verdaderamente ligero, impide que la cadena haga demasiado ruido y se mueva en exceso en firmes bacheados.

Stumpjumper FSR en marcha

Durante las presentaciones de Italia y Estados Unidos pudimos rodar con las nuevas S-Works Stumpjumper FSR. La verdad es que el paso que ha dado Specialized es interesante y las bicis ya desde que nos subimos al sillín la primera vez se notan más sólidas, precisamente por su aspecto y nuevo diseño del tubo superior, pero además siendo más ligeras. Es importante destacar que la versión S-Works (y la Pro Carbon) montan la horquilla Future Shock S140TA con válvula de inercia.

La nueva versión tope de gama da muchísimo más de sí que hasta ahora. Detrás de su aspecto más sobredimensionado de los tubos nos encontramos con una bicicleta que pedalea muy bien y se siente ligerísima en marcha. De hecho, la sentimos más eficaz que su predecesora. Gracias al nuevo amortiguador con autosag, su ajuste es más fácil que nunca y el nuevo Brain cuenta con sólo seis posiciones entre la más cerrada y abierta.

Es por esto por lo que es crucial probar las diferencias entre unas y otras hasta dar con el tacto ideal para nuestro gusto. Entre la posición dos y tres del Brain desde lo más cerrado tendremos un buen compromiso; en caso de optar por una utilización más XC, lo regularíamos a un clic desde abierto.

Más efectiva

Lo cierto es que gracias a un amortiguador como el Brain esta bicicleta puede tener un comportamiento muy cercano a una Camber o Epic o, por otra parte, ser una auténtica all mountain todoterreno en la que en las posiciones más abiertas del Brain contamos con una geometría que se relaja y se estabiliza, siendo un auténtico tragabaches constante. Manteniendo su recorrido en 140 mm delante y detrás, su comportamiento en descenso actúa con un mejor manejo y resulta ser un verdadero tiralíneas trazando curvas enlazadas; cuanto más técnico y complicado sea el camino, mejor.

Su ligereza no deja de llamar la atención, sobre todo porque la solidez que transmite al compás de cada pedalada y lo robusta que se nota la bici en general, y la trasera en particular, nos hace pensar que llevamos un modelo de mayores recorridos de suspensión, cuando en realidad no es así. El hecho de que de serie varios modelos Stumpjumper FSR equipen la tija de sillín ajustable en altura Command nos parece básico para un disfrute total del mountain bike y el mejor aprovechamiento de la bici en las bajadas.

Las nuevas Stumpjumper FSR, pese a que siguen el mismo diseño de la pasada versión original de 2010, son completamente nuevas y como no podría ser de otra forma, son las más completas, mejor equipadas y polivalentes que hemos probado hasta la fecha. Por algo las van renovando cada dos años: para ser mejores.

Stumpjumper HT

En la gama del modelo Stumpjumper HT, con horquilla de suspensión delantera, toman consistencia los modelos 29er, con cuatro posibilidades de compra: desde el S-Works hasta el Comp (el único 29er de aluminio, ya que el resto son de carbono). Para bicis con ruedas de 26” encontramos dos modelos de aluminio M5 que estrenan cuadro para 2012 (el Comp y el Elite) y tres modelos de carbono, entre los que se incluye el S-Works. Los precios empiezan sobre los 1.749,90 euros en el caso de la Comp y llegan hasta los 6.499,90 euros de la S-Works. Sin duda, estamos ante la gama alta de bicis de montaña con suspensión delantera de la marca de la “S” rasgada.

STJ HT

Otras versiones

Las Stumpjumper FSR con cuadro de aluminio M5 hidroformado cuentan también con la pipa de dirección tapered, pedalier Press Fit BB30 con anclaje ISCG05 y eje trasero 142+. Además, dispone de un guiado interno para la tija de sillín telescópica Command Blacklite, fabricada por la propia marca y presente en la mayoría de sus modelos, excepto en los de las gamas más económicas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.