Aunque ahora ya estamos acostumbrados a las horquillas de suspensión, volver a las rígidas no supone una vuelta al pasado, sino un cambio en la conducción y en la percepción de las sensaciones que nos transmite el terreno, mucho más puras y directas que con las horquillas de suspensión.

Desde hace unos años, y gracias a la evolución en la calidad de las fibras de carbono y de sus procesos de fabricación, se están obteniendo resultados cada vez más sofisticados y ligeros.

Este hecho ha propiciado que algunos ciclistas de montaña, tanto de élite como aficionados, se estén decidiendo volver a montar horquillas rígidas de carbono. Pues bien, Massi ha apostado por ello y nos ofrece sus nuevas horquillas rígidas tanto para tanto para 29” como 27.5”.

En los test realizados, los corredores Massi han valorado y destacado la total eficiencia del pedaleo, especialmente en subidas, y es que la potencia se transmite a las ruedas sin ningún tipo de interferencia ni pérdida de vatios.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.