Es una bienvenida, pero también una declaración de intenciones. Nairo Quintana está centrado al completo en la temporada 2018 y tiene un objetivo entre ceja y ceja: el Tour de Francia. Otra vez. Pero en esta ocasión y dada la amarga experiencia de la temporada que termina, el colombiano no hará el Giro de Italia y fía la Vuelta –como muchos de los ‘gallos’ del pelotón- a lo que ocurra en Francia.

Y en ese contexto, Quintana ha hablado en una entrevista concedida a El País sobre la llegada de Mikel Landa a Movistar precisamente la temporada que viene. En primer lugar, el ciclista sudamericano ha dejado claro que se ve capacitado para ganar el Tour con una respuesta de lo más contundente. Preguntado por si esa duda sobraba, no tuvo reparo: “Creo que sobra, sí”. Además, ha argumentado las razones por las que cree que tiene mucho que dar: “Tengo 27, no soy un abuelo. Me quedan los mejores años y lo bueno es que nos hemos dado cuenta de los errores en este proceso”, explica.

De “soy el líder a “Free Landa”

Cada declaración de Nairo va encaminada a dejar claro que él es el jefe de filas del Movistar en la próxima temporada y, por tanto, también lo será en el Tour: “Soy el líder del equipo, y soy el líder en el Tour. Si Alejandro (Valverde) viene a ayudarme será una bendición. Y si lo hace Landa, también. Ya sería un equipo capaz de enfrentar a otros más fuertes, como Sky”, argumenta en la entrevista.

Mientras tanto, en la gala de la UCI celebrada hace unos días, el corredor vasco –que sigue sin hacer declaraciones públicas desde que firmó por Movistar- fue protagonista. Cuando el presentador le acercó el micro, gritó “Free Landa!”. Una expresión que se hizo popular durante el pasado Tour, cuando estaba al servicio de Froome y en las redes se llegó a pedir «libertad» para que pudiese atacar a conveniencia. Algo que se convirtió en la broma más comentada en el seno del Sky durante la ronda francesa.

El asunto es que, tras la experiencia vivida en el Tour, donde se quedó a sólo un segundo del podio en labores de gregario, Landa aseguró públicamente que no volvería a ir sin galones. “Eso no puede volver a pasar”, dijo en su momento. Quintana, por su parte, tiene en la cabeza otra idea: “En el momento que haya que romper la carrera tendremos un hombre que puede seleccionar el pelotón para el tú a tú. Me gustaría que viniera, sería bueno”, dice el vencedor de Giro y Vuelta.

El rompecabezas

Lo cierto es que Eusebio Unzué tiene un puzzle que completar y no va a ser fácil. Por un lado, Nairo tiene muy claro que quiere ir al Tour. De hecho, su calendario pasaría por correr en Francia en abril buscando el pavé, hacer altura en Europa –a diferencia de otros años que lo ha hecho en Colombia- en mayo, coger ritmo de cara a Dauphiné con alguna prueba de un día y ya afrontar el Tour en julio.

alejandro-valverde-volta-catalunya-alberto-contador-chris-froome

El lío viene ahora: Valverde no tiene intención de correr en Francia, aunque se supedita a lo que diga el director. “Si por mí fuera, haría Ardenas, Giro, descansaría y luego Vuelta, Mundial y Lombardia”. Teniendo en cuenta que Javier Mínguez llevará a Innsbruck a aquellos que hagan bien la Vuelta y que la cita será muy dura, le viene perfecta al murciano. Y también a Landa, a quien el seleccionador dejó fuera de Bergen pero le dijo que mirase ya a Austria.

Y precisamente el Giro es lo que, en teoría, quedará como carrera para que Landa vaya como líder, aunque también debería ir a la Vuelta si quiere estar luego en el Mundial. “Cada uno puede apoyarse en el otro en el momento que le toque”, dice Quintana. Veremos cómo se desarrolla el año 2018 para Movistar. Pero a buen seguro no será aburrido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This