Geraint Thomas va a por el segundo Tour de Francia. De todos los gestos posibles, el galés ha hecho el que confirma de forma más clara que está centrado en la defensa de su maillot amarillo: se ha saltado el Giro. Así que no hay duda posible, quiere defenderlo con todo lo que tenga, y el resultado ya se verá.

Algo parecido pasa con Chris Froome, que busca el quinto de su carrera deportiva para entrar en ese club donde sólo hay, hasta ahora, cuatro corredores. Al filo de los 34 años, el británico cree que lo tiene en las piernas. Y eso significa un problema -o un bendito problema- para el Team Sky. Ambos corredores irán en el mismo equipo y peleando por lo mismo.

Además, se da una circunstancia curiosa. Froome llegó a sugerir hace unas semanas, en una entrevista concedida al Corriere della Sera, que Thomas se inclinaría por el Giro para «ajustar las cuentas del accidente que le costó la Maglia Rosa hace dos años». Pero éste decía precisamente lo contrario en la BBC británica: «Tengo una cuenta pendiente y pienso a menudo en ello. Quizás el año que viene sea un buen momento«.

De cara a fuera, los dos se muestran comedidos y dicen por activa y por pasiva que no hay inconveniente. Que ambos pueden compartir liderazgo de equipo en una cita como el Tour. Pero teniendo ocho corredores, está claro que llegará un momento en el que uno tendrá que trabajar para el otro. En 2018 la superioridad del Sky en la ronda francesa fue tal, que cuando Froome sufría era Egan Bernal el que tiraba de él para volver a reintegrarlo al grupo. Pero veremos si eso ocurre este año.

Precisamente Bernal, que sería el tercero en discordia, va a ser la punta de lanza en el Giro. Es cierto que el colombiano apenas tiene 21 años -cumplirá 22 en breve- y mucho tiempo por delante, por lo que es de esperar que si acude al Tour tenga claro su rol de subalterno. Pero es que luego la carretera pone a cada uno en su sitio y él estuvo perfectamente entre los seis o siete mejores escaladores de la pasada edición de la ronda francesa. Y eso que tuvo que ‘remar’ cuesta arriba en más de una ocasión.

Quedan cinco meses para que llegue julio y, con él, la ronda francesa. Pueden pasar muchas cosas todavía, pero será interesante ver cómo se gestiona en Sky tener a dos líderes que lleguen igual de frescos al gran objetivo del año.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This