Tras doce ediciones de la Gaes Titan Desert by Garmin, el ritual de cargar la bici con el todo necesario para sobrevivir durante dos etapas y una noche en el desierto sólo con el equipaje que el ciclista sea capaz de transportar, se ha convertido en todo un ritual. Este año Solo Bici ha convivido con la caravana de participantes y caminando por el campamento con cámara en mano, pudimos fotografiar probablemente, los tipos de portaequipajes más habituales y algunos los más singulares que los participantes se fabrican horas antes de la salida de la etapa maratón.

Hasta 8 kilos de peso

Obviamente, nadie lleva una báscula al desierto, pero hablando con algunos corredores y algún mecánico que asiste a los participantes en la prueba, hemos calculado que en la Titan se puede llegar a cargar sobre una bici hasta unos 8 kilos (sin contar la hidratación) en la etapa maratón. Este sería el caso de los más previsores y a los que menos les importa el peso. En el otro extremo encontraríamos a los corredores más punteros y los que luchan por la clasificación. Ellos renuncian a más comodidades, muchos no llevan esterilla, ni calzado, repuestos ni apenas ropa de recambio. Todo para cargar la bici con el menor peso posible y favorecer así el rendimiento. Recordemos que algunos de los objetos más habituales para transportar en la bici son el saco de dormir, ropa para pasar el día en el campamento, las barritas o geles energéticos para pasar dos días en competición, un cargador para el GPS, crema solar, enseres para el aseo personal, el móvil, etc.

Uno de los lugares más habituales para transportar el saco de dormir es debajo del manillar y detrás del dorsal.

 

Dormir en el suelo no es nada cómodo, así que algunos optan por llevar consigo un colchón ligero fijado a la mochila.

 

Un tubo largo como el diagonal sirve para transportar bridas o ropa limpia bien plegada. Algo muy moldeable, en todo caso.

 

Bridas y contra de precinto para asegurar bien el saco de dormir, que puede vibrar con los baches e irregularidades del terreno.

 

Las mochilas de hidratación para Trail Running son una opción cada vez más popular por su ligereza y ergonomía.

 

¿Alimentación? ¿Ropa? … cualquier lugar es bueno para fijar y transportar objetos pequeños.

Un bidón, como éste, puede servir de almacén o despensa de barritas y geles para las dos jornadas del sector maratón.

 

Los hay quienes usan la zona del manillar para transportar una esterilla ligera, en ese caso, deben buscar otra ubicación al saco.

 

Dos e incluso tres cámaras caben perfectamente a lo largo de la tija del sillín. El volumen del equipaje apenas sobresale.

 

Aunque no corresponda estrictamente al equipaje, pero algunos usan un dispositivo extra al GPS de bici convencional con una pantalla que permite visualizar mejor la navegación.

 

¿Quién sabe lo que transporta en esa tija? Desde luego, uno de los lugares más populares, pero cuidado, mucho peso a esa altura puede hacer inestable la bicicleta o dañar el cuadro.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.