El pasado domingo, la ciudad de Toledo salió a la calle para homenajear la figura de Federico Martín Bahamontes, un evento que culminó con la inauguración de la escultura del ganador del Tour de Francia de 1959 y seis veces el maillot de la montaña. Considerado uno de los mejores escaladores de la historia del ciclismo, el tributo a Bahamontes culminó con la inauguración de una estatura del Águila de Toledo en la subida del Miradero frente a la calle Núñez de Arce. Cientos de personas asistieron al evento organizado por el ayuntamiento y la Fundación Soliss, entre ellos tres de los ganadores españoles del Tour de Francia, Miguel Induráin, Perico Delgado y Carlos Sastre, que han querido acompañar al ciclista toledano en este día.

Federico Martín Bahamontes, con casi 90 años, ha podido rememorar su logro de 1959 subiendo al Miradero en coche descapotable desde el paseo Merchán, pasando por el interior de la Puerta de Bisagra, como ya lo hiciera el año en el que ganó el Tour de Francia. En esta ocasión, ha estado acompañado por cerca de 120 ciclistas que han partido en pelotón desde Tavera para hacer su particular homenaje al Águila de Toledo. En el acto, que ha culminado con la inauguración de la escultura a tamaño real del ciclista en la subida del Miradero, han estado presentes también miembros de la corporación municipal, representantes de instituciones y entidades de la ciudad, así como muchos paisanos de Bahamontes que no han quisieron perderse este multitudinario homenaje.

Bahamontes, en su acto de homenaje en Toledo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This