Tom Dumoulin ya tiene el ‘otro’ doblete. Es campeón del mundo de contrarreloj individual y por equipos. El holandés ha reventado literalmente el crono y hundido por completo a sus rivales. Si en la primera parte de la carrera las diferencias no parecían ser muy amplias, en la segunda mitad ha volado literalmente para colgarse el oro con una suficiencia tremenda y cumpliendo la condición de máximo favorito.

Tan sólo con el hecho de verlo entrar pisándole los talones a Chris Froome, que había salido 1’30” por delante, se podría hacer una idea del tremendo rendimiento que ha tenido el también vencedor del Giro. Ha entrado en la subida final con 50 segundos de ventaja sobre el siguiente. Suficiente para no pasar problemas. Después incluso la ha ampliado, porque ha seguido sacando terreno a todos excepto a Primoz Roglic, que ha sido el más rápido en la subida y se ha colgado la plata.

En cuanto a Froome, más allá de la abultada derrota que ha sufrido frente a Dumoulin, el vigente ganador del Tour y la Vuelta ha ido de menos a más, progresando hasta acabar tercero y hacerse con la medalla de bronce. Aquí acaba una temporada en la que no se le puede pedir mucho más. Ha hecho un doblete histórico, y ahora se ha visto superado por el holandés en una disciplina donde suele marcar distancias con el resto de vueltómanos, pero hay especialistas mejores que él.

Los españoles, discretos

La crono no tenía el mejor perfil posible para Jonathan Castroviejo, y en ese sentido no ha habido sorpresas. El corredor vasco del Movistar –pasará a Sky la temporada que viene- ha firmado un discreto 14º puesto a dos minutos del vencedor. Además manteniéndose en el mismo puesto más o menos todo el tiempo. Gorka Izagirre llegó a sentarse en la silla caliente durante unos minutos como tercero provisional, pero faltaban más de 40 ciclistas por llegar. Al final, ha acabado 27º.

 jonathan-castroviejo-mundial-cri-bergen-2017

Jonathan Castroviejo, durante la carrera.

La lluvia ha aparecido cuando los grandes nombres –Froome, Dumoulin, Tony Martin y también Castroviejo- estaban acabando la primera parte de su recorrido, lo que ha beneficiado evidentemente a aquellos que ya habían acabado su participación. Al holandés le ha dado absolutamente igual. En la segunda mitad de la crono ha dado un verdadero zarpazo por mucho que antes estuviesen igualados los cronos.

En el mismo segundo

Durante un buen rato, antes de que salieran los verdaderos favoritos, el podio provisional ha estado formado por tres corredores en el mismo segundo: Nelson Oliveira, Gianni Moscon y Vasyl Kiryienka, unos con cambio de bici y otros sin él, separados por apenas centésimas. Pero todavía tenían que llegar los que verdaderamente se iban a repartir las medallas, siempre y cuando no ocurriese nada raro. Al final, han sido cuarto, quinto y sexto respectivamente.

Aparte de ver a Maciej Bodnar caerse, ser doblado por Roglic y desdoblarse él por sus propios medios, la gran anécdota del día ha sido el cambio de bici justo antes de la subida final, de tres kilómetros y al 10% de pendiente media. Unos han decidido hacer cambio, otros no… y al final tampoco se puede concluir cuáles de ellos han tenido mejores resultados. La subida efectivamente ha marcado diferencias hasta hacerse decisiva, por ejemplo impulsando a Roglic a la plata. Pero Dumoulin había acumulado demasiada distancia antes. Mañana jornada de descanso y, desde el viernes, las pruebas en ruta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This