El Team Tomàs Bellès-Cannondale llama la atención por su espectacular montaje en las carreras, pero detrás de este despliegue se halla un equipo bien dirigido y organizado, formado por un nutrido grupo de bikers cuya apuesta sigue siendo la de formar corredores y personas.

Recuerdo una de las últimas ediciones de la Copa Catalana BTT Internacional de Banyoles. Cuando Jesús y yo nos acercamos al village, nos llamó especialmente la atención el montaje: un equipo compuesto por un nutrido grupo de corredores y con una imagen y una infraestructura que no tenía nada que envidiar a formaciones referente como la de Orbea. Se trataba del Tomàs Bellès-Cannondale, donde sobresalía una carpa hospitality de 72 m2 y un potente vehículo taller-vivienda. Montajes como éste eran más o menos habituales hace unas temporadas, pero en el escenario biker ha dejado de llevarse y lo que abundan, por fortuna o por desgracia, son las pequeñas carpas, muchas de los propios corredores, cuando no las caravanas. Tomamos buena nota también del buen ambiente que se respiraba en el equipo, mientras que sus integrantes hacían rodillo, escuchaban la música o charlaban con sus técnicos.

Tomàs Bellès-Cannondale; de ser una novedad, a una firme realidad

Con el paso de los días, esta anécdota dejó de ser una novedad y hoy en día el Team Tomàs Bellès-Cannondale es una firme realidad. Un espejo en el que pueden mirarse todas las iniciativas bikers de conseguir una formación referente, en la que se quiera trabajar la cantera y en la que siente una gran pasión por el mountain bike, sin renunciar a ir mejorando cada día y a alcanzar metas poco a poco, sin prisa, pero sin pausa, con la Copa del Mundo como referente y objetivo final.

Queda claro que una escuadra como la que nos ocupa no se consigue de la noche a la mañana. Los orígenes del Team TBellès se remontan diez años atrás, cuando Albert y Jordi Bellès decidieron crear un equipo para competir en las pruebas locales. “Nos gusta la competición –apunta Albert Bellès, director técnico del equipo– y empezamos haciendo pruebas del Caixa Gironina, pedaladas populares, de la Copa Catalana. Pensábamos que a nuestro alrededor había jóvenes con talento que competían repartidos en diferentes equipos y queríamos hacer una labor de formación, de cantera y, a la vez, promocionar la marca y la tienda”.

Sin volverse locos, pero sabiendo cuál era la meta a alcanzar, empezaron a trabajar, buscando gente joven y haciendo bien las cosas, lo que no pasó desapercibido para los muchos corredores amateurs que tenemos en nuestro país, como prueba el hecho de que la temporada pasada el buzón del TBellès registrara más de 30 solicitudes de bikers para defender los colores de esta formación catalana. Al principio todo era más sencillo, nada de lujos, y no fue hasta hace tres años que el equipo dio el salto definitivo. El salto de calidad que se necesitaba y del que ya da buena fe su nómina de corredores actuales y el montaje que despliegan en las carreras.

“Nunca hemos tenido un no de Cannondale”

Es evidente que todo en la vida tiene un precio y que la creación de un grupo humano como el del TBellès tiene un coste, lo que Cannondale entendió muy bien desde el primer momento, a diferencia de alguna otra marca, tal como nos explica Albert Bellès. “Cannondale nos da un trato muy bueno con las bicis y al margen nos aportan dinero. Nunca hemos tenido un no por respuesta, y cuando les comentamos lo del autobús, nos dijeron que adelante, y además colaboramos con ellos en diferentes acciones”.

Fieles a su filosofía, los responsables del Team Tomàs Bellès –cuyo nombre engloba tienda y taller de bicis y motos– fueron haciendo de su sueño una firme realidad, compuesta a día de hoy por un total de 20 corredores, que aspiran a convertirse en una referencia no sólo a escala nacional. Con la base bien sólida, su siguiente paso es salir fuera, ser uno de los nombres habituales en la Copa del Mundo, pero tales empresas requieren de un mayor potencial económico. Hoy manejan un presupuesto de 60.000 euros, incluidas las bicis. Conscientes de ello, siguen trabajando duro, manteniendo su pasión por el mountain bike y respetando de principio a fin su filosofía: “Funcionar como un equipo, como una familia”.

 

Ignacio Giménez, marketing manager Cannondale

La voz de Cannondale en España y Portugal está encantado con la filosofía y la forma de ser del Tomàs Bellès-Cannondale. “Lo que más me gusta de este equipo es el buen ambiente que se respira, todos son conscientes de lo afortunados que son por formar parte de un grupo así. Tienen el mejor equipo humano y el mejor material para luchar por sus objetivos deportivos”. Recuerda Ignacio que desde sus primeros pasos vieron claro que había que apoyar esta iniciativa. “Cuando Albert y Jordi nos presentaron el proyecto inmediatamente entendimos lo especial que podía ser este equipo, no sólo por sus logros deportivos, sino por la pasión por el MTB que transmiten a sus integrantes”, tanto que “en Cannondale nos sentimos muy identificados con la forma de hacer del Tomàs Bellès-Cannondale. Esta pasión es lo que les hace ser mejores cada día, y lo que a nosotros como empresa nos impulsa a mejorar y a intentar llegar cada vez más lejos con nuevas tecnologías que hagan evolucionar el mountain bike”.

 

Anna Villar: “Estoy orgullosa de estar en este equipo”

Unas de las principales piernas femeninas del pelotón biker nacional son las de Anna Villar. Brillante vencedora de la edición 2013 de la Volcat, Anna se incorporó a esta formación la temporada pasada, tras militar en las filas del Action, Massi Pro Team y Ayala Team. Villar reconoce: “Estoy muy contenta de formar parte de este gran equipo. Me encanta la buena relación que tenemos. Somos como una gran familia y nos apoyamos unos a otros”. Añade Anna: “Estoy orgullosa de que me dieran la oportunidad de estar con ellos y de crecer como persona y corredora”. Un deseo que hace extensible al resto de formaciones que la han acogido, no sin recordar sus máximas para esta temporada: Campeonato de España, algunas pruebas de la Copa del Mundo y la Copa de Francia, y poder conseguir una plaza para disputar el Campeonato de Europa y el Mundial.

 

Los integrantes del Team Tomàs Bellès-Cannondale

Staff: Jordi Bellès, team manager; Albert Bellès, director técnico; Roberto Serrano, masajista, y Martí Noguera, entrenador-dietista.

Bicicleta: F29 Carbon 1 2013 Cannondale.

Corredores: Anna Villar, Miranda Agustí, Judith Sánchez, Gerard Álvarez, Adrià Noguera, Cristofer Bosque, Guillem Muñoz, Pau Egeda, Josep Duran, David Puig, Pol Ribas, Roger Serrano, Xavier Torrades e Iñaki Baldelluo.

 

Si quieres ver todas las fotos de este artículo, ve a la galería de imágenes

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.