Tour Down Under: Abierto hasta el amanecer

Está a años luz del centenario Abierto de Australia de tenis, con el que coincide en el tiempo y (casi) en el espacio, y no rivaliza con la enjundia del calendario europeo, pero el Tour Down Under tiene su encanto y una razón de ser. La prueba que abre el circo del World Tour calma la sed de ciclismo entre los aficionados más ansiosos pese a un horario para insomnes. Del 21 al 26 de enero se celebra una cita que discurre entre viñedos, áridos paisajes y la costa de la Gran Bahía Australiana.

En pleno desastre ecológico por la gigantesca oleada de incendios –80.000 kilómetros cuadrados de terreno calcinados y mil millones de animales muertos–, las autoridades se habían planteado suspender los eventos al aire libre, pero en el estado de Australia Meridional la situación está controlada y la vida sigue. That’s entertainment, que cantaba Paul Weller.

La amenaza es ahora la tormenta de lluvia y granizo, enemigos naturales de la tierra quemada y un riesgo para el pelotón, aunque la previsión no es preocupante para el desarrollo de la carrera. Los ciclistas que buscaban refugio en el verano austral pueden estar tranquilos. En este marco de caos e inestabilidad climática arranca la 22ª edición del Tour Down Under, la vuelta por etapas más importante de su país.

Un recorrido para velocistas y puncheurs

Seis etapas y 868 kilómetros componen el atractivo menú de una carrera que ofrece oportunidades para velocistas, rematadores y hasta escaladores. Tres llegadas llanas y otras tres cuesta arriba equilibran un trazado reconocible desde que se incluyó la subida a Willunga Hill, siempre decisiva para la general y, desde el año pasado, reubicada en el último día de competición.

En la primera etapa aguarda el primer duelo para los hombres rápidos después de 150km sobre un circuito eminentemente llano con salida y llegada en la localidad de Tanunda. En la segunda, un bucle más exigente y primer final con picante en los repechos de Stirling tras 135km nerviosos. En la tercera, de 131km entre Unley y Paracombe, se medirán los candidatos a la general en la decisiva subida de Torrens Hill: 1.200m al 9.3% de pendiente media y rampas máximas del 15%.

La cuarta, de 152km con la meta en Murray Bridge, y la quinta, de 149km con llegada en Victor Harbor y pese al obstáculo de Kerby Hill (4km al 5.9%), devolverán el protagonismo a los esprínteres. Para terminar, traca final con el doble ascenso a Willunga Hill, una cota de 3.6km al 7.1% de desnivel medio y una pendiente máxima del 10.4%. Tan importante es la colocación en la subida como en el tramo llano que le precede, entre viñedos y donde suele soplar un fuerte viento.

Nombres propios

Una amplia nómina de velocistas y aussies caracteriza la lista de salida del Tour Down Under, en el que participan los 19 equipos World Tour y un combinado australiano. Para la general, un nombre resalta por encima de todos: Richie Porte (Trek-Segafredo), ganador las seis últimas ediciones en Willunga y de la general en 2017. Daryl Impey (Mitchelton-Scott), vencedor final en 2018 y 2019, acompañado por Simon Yates, es el otro hombre a batir.

Romain Bardet (Ag2r La Mondiale), Rohan Dennis y Pavel Sivakov (INEOS), Ben Hermans (Israel Start-Up Nation), Diego Ulissi (UAE-Emirates), Jay McCarthy (BORA-hansgrohe) o George Bennett (Jumbo-Visma) son otras ruedas a seguir. El caché lo elevan tres grandes estrellas del esprint: Caleb Ewan (Lotto-Soudal), que el domingo se exhibió en el tradicional critérium previo, Elia Viviani (Cofidis) y Sam Bennett (Deceuninck-Quick Step), los dos en sus nuevos colores.

No conviene olvidarse de André Greipel (Israel Start-Up Nation), recordman de la prueba con 18 victorias parciales y que a sus 37 años vuelve al World Tour de la mano de un nuevo equipo en la máxima categoría, o Mads Pedersen (Trek-Segafredo), que inicia su temporada vestido con el maillot arcoíris, aunque lo hace al servicio de Porte como preparación para su gran objetivo de la campaña, las clásicas de primavera.

Los españoles

Luis León Sánchez (Astana), ganador del Tour Down Under en 2005 y que estará acompañado por Omar Fraile, es la gran baza del ciclismo español con permiso de Rafa Valls (Bahrain-McLaren), séptimo clasificado en 2017 y octavo en 2018. Completan la nómina el neoprofesional Juanpe López (Trek-Segafredo), el veterano Fran Ventoso (CCC Team) y los telefónicos Jorge Arcas, Lluís Mas, Eduard Prades y Sergio Samitier (Movistar).

Otros datos de interés

El Tour Down Under se podrá seguir en directo a través del canal de Youtube de GCN Racing y las etapas terminarán entre las 4.50 y las 5.40 (horario peninsular). La cuenta de Twitter oficial de la prueba es @tourdownunder y el hashtag es homónimo: #TourDownUnder.

Lista de dorsales

Palmarés

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.