Trampa en un sendero casi deja a un ciclista sin visión

Miquel es un ciclista catalán que tuvo un susto de muerte al caer en una trampa plantada en un sendero de Torrellas de Llobregat.

En una salida en mountain bike, se cruzó con un alambre de espino colocado entre dos árboles a la altura de su cabeza.

Miquel no fue capaz de esquivar el alambre a tiempo y terminó por clavárselo a escasos centímetros por encima de sus ojos. Un poco más abajo y podría haber perdido la visión, hasta el punto de quedarse ciego.

Aunque, según explica en su cuenta personal de Instagram, esta no es la primera vez que se encuentra una trampa de este tipo, en ese mismo punto del sendero. Por lo que parece que alguien está insistiendo en hacer daño a los bikers que pasan por esa zona.

Además, Miquel ha tenido que someterse a cirugía para recibir puntos de sutura y tratar de reparar la zona afectada de su cara.

Una Respuesta

  1. Esther

    Increíble lo que hace la gente. Alguna vez lo he pensado bajando por el monte con la bicicleta si me encuentro alguna cosa así, que mal cuerpo se me pone.
    Y seguro que es obra de algún cascarrabias que le ha molestado un poco un ciclista.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.