Vuelven las trampas para ciclistas: tablas con clavos en senderos de Valencia
PUBLICIDAD

Vuelven las trampas para ciclistas: tablas con clavos en senderos de Valencia

Regresa el fantasma de las trampas para ciclistas en su versión más peligrosa e inhumana, con piedras o ramas bloqueando caminos y tablas con una hilera de clavos atravesando senderos.

 Desde las localidades valencianas de Llíria y Casinos nos han hecho llegar varias denuncias de encontronazos con trampas puestas a propósito en caminos y sendas de paso habitual de ciclistas con la intención de causar daños a las bicicletas y sus usuarios.

Hace unos años proliferó esta peligrosísima práctica que causó graves lesiones a algunos ciclistas, pero afortunadamente poco a poco se fue concienciando de la locura que suponían estos hechos. Lamentablemente tenemos que volver a informar de la aparición de nuevas trampas que vuelven a ponernos los pelos de punta por su extrema peligrosidad.

Como se puede apreciar en las imágenes, en algunos casos se trata de rocas y ramas de árboles de grandes dimensiones colocadas de forma premeditada en puntos de baja visibilidad de senderos estrechos.

El peligro de colisión y la consiguiente caída es enorme, pero más grave pueden ser los daños sufridos por las trampas con clavos oxidados de varios centímetros, elementos que pueden dañar la bicicleta y provocar lesiones de gravedad a los ciclistas.

Peligro extremo: en medio de una carrera

La sola presencia de estos elementos en caminos y sendas ya es preocupante de por sí, pero cobra mayor importancia si tenemos en cuenta que han sido colocadas en el recorrido de una marcha organizada del Circuito MTB Valencia. Es evidente que el objetivo de los responsables de la colocación de estas trampas es herir premeditadamente a los ciclistas de montaña.

Desde Solo Bici nos hemos puesto en contacto con Álex Castellano, gestor de Mes Esport Valencia, empresa organizadora del Circuito MTB Valencia, quien además fue víctima de estas trampas durante el reconocimiento del recorrido previo a la prueba de Casinos.

“Reconociendo el recorrido de Casinos, giré a una senda y me topé con una fila de clavos que ocupaba el ancho del sendero. No la vi y uno de los clavos perforó por completo la cubierta. Más adelante me topé con otra y por fortuna pude verla antes y parar a fotografiarla. Mi sorpresa fue cuando un poco más adelante me encuentro con varios tramos de rocas muy pesadas y ramas cruzadas obstaculizando el camino”, denuncia Álex.

«No es la primera vez que me pasa, se repite en muchas ocasiones antes de la realización de las pruebas. No sé qué clase desalmado es capaz de poner en riesgo la integridad física de una persona, pero estamos hablando de algo muy grave”, sentencia.

Desde Solo Bici os animamos a que denunciéis estas prácticas siempre que seáis testigos o víctimas de ellas, es la mejor forma de acabar con esta lacra. Siempre hemos confiado en que es posible una sana convivencia entre todos los usuarios de la montaña y nos oponemos de forma rotunda a cualquier práctica que intente excluir a otros colectivos, más aún si se pretende lograr haciendo daño e intimidando a ciclistas como en este caso.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario