Transmaurienne Vanoise, corremos la prueba MTB más dura de los Alpes: "Sientes como si faltara oxígeno"

Transmaurienne Vanoise, corremos la prueba MTB más dura de los Alpes: «Sientes como si faltara oxígeno»

Val Cenis, Alpes franceses, lunes, 6:45 de la mañana. Suena el despertador, abro las cortinas y los grandes picos que me rodean me dan los buenos días. Bajamos a desayunar. La etapa empieza a las 9 de la mañana justo debajo del hotel. En el menú del día tenemos 55 kilómetros y 1.500 metros de desnivel. Todo concentrado, sin un metro llano durante cinco días. Comienza la Transmaurienne Vanoise 2022. 

PUBLICIDAD Content_1

Por Jorge Padrones // Fotos: Transmaurienne Vanoise

Salimos del apartamento en la mañana del 17 de julio, con tiempo para recoger el dorsal y la mochila que nos regala la organización. Pistoletazo de salida y comienza la carrera con unas grandes pendientes por la estación de esquí. Como era de esperar, no duro ni unos segundos entre los primeros y veo cómo me empieza a pasar gente por todos los lados. Mientras que a mis pulmones les cuesta encontrar oxígeno y el ahogo es máximo. Estamos a 1.700 metros y el mal de altura empieza a notarse un poco.

Encadenamos una sucesión de pistas en subida hasta la primera mitad de etapa. Voy encontrando un ritmo aceptable, a pesar de que a mis pulsaciones les cuesta encontrar valores normales. Pasamos un avituallamiento y empiezo a ver lo que serán las señas de identidad de esta carrera durante cinco largos días. Nos desviamos por un sendero de bajada bastante técnico paralelo a un río, desde el que podemos contemplar unas impresionantes vistas sobre el valle que conduce al Col de la Madeleine.

En la Transmaurienne Vanoise de 2020 Pidcock, actual campeón olímpico, consiguió su primera victoria élite en MTB

A partir de aquí, alternamos las pistas con los senderos técnicos, hasta llegar al punto más alto de la carrera, estamos a 5 kilómetros de la meta pero 800 metros más altos. Las cuentas no fallan, tiene que haber un descenso pronunciado.

PUBLICIDAD Content_2

Subidas y bajadas sin descanso

transmaurienne vanoise 2022

Y así es, nos desviamos por un sendero y nos tiramos hacia abajo, literalmente. Se trata de un descenso por un estrecho sendero entre pinos, casi vertical, que hace que saque a relucir mi poca destreza en este tipo de bajadas. Y me vuelve a ocurrir lo de la salida, me pasan por todos los lados. Hay mucho nivel subiendo. Pero bajando creo que es todavía superior. Impresiona ver cómo baja la inmensa mayoría de los participantes.

Todavía quedaba sitio para llegar a la meta por una pista descendente. Al final, algo más de 3 horas en la, a priori, etapa más fácil, que me previno para lo que me encontraría los días siguientes.

Dureza concentrada: 1.000 m de desnivel en sólo 10 km

PUBLICIDAD Content_3

La segunda etapa subía un puntito la dificultad al tener más desnivel en menos distancia. 1900 metros en 48 kilómetros. Una jornada de puras subidas y bajadas en la que el llano no tiene cabida. No creo que en toda la prueba hayamos hecho un kilómetro con el 0% de pendiente. Acumular 1.000 metros en 10 km o bajarlos en tan solo 4 aquí es bastante fácil y normal, siempre por sendero.

Pero la Transmaurienne Vanoise deja espacio para un cierto disfrute, el de la belleza de sus paisajes. Una de las mejores recompensas al esfuerzo son las vistas de las montañas, los valles, los lagos, las nieves perpetuas de las cumbres alpinas y los glaciares, aunque cada vez más secos y degradados, que siempre nos acompañan. Hay una red de senderos marcados con nombres y colores. Nosotros afrontamos el Cannonball y era negro. Creo que eso basta para darse cuenta de su dificultad.

Etapa de XC entre cimas a 3.000 m

transmaurienne vanoise prueba mtb alpes

En la tercera jornada la organización planteó una etapa de puro XC, en la que los élite federados, la categoría en la que corría, tomaban la salida a las 4 de la tarde, en un recorrido muy exigente de 4 vueltas, más el start loop. Acumulamos unos 300 metros en cada vuelta de 6 kilómetros, a base de duras rampas y técnicas bajadas. Si a esto sumamos las altas temperaturas en plena ola de calor por Francia, con 34 grados y mucha humedad, el experimento del XC acabó siendo realmente duro, unido a altas dosis de explosividad y esfuerzos a más de 190 pulsaciones.

La etapa reina: desnivel mareante

Como cuarta etapa teníamos la jornada reina de esta Transmaurienne Vanoise 2022, con unos números de asustar, ya que deberíamos superar un desnivel de 2.700 m en tan solo 60 km. El recorrido incluyó una subida de 1.000 metros y bajadas con medías por encima del 20% por sendero técnico.

No obstante, habían dejado para el final un regalo en forma de 600 metros de desnivel en los últimos 5 kilómetros, haciendo que superara rampas muy duras, sacando fuerzas de donde ya no había para divisar el pueblo y llegar a la meta.

La última etapa más exigente

A pesar de estar en Francia, la última etapa poco tuvo que ver con la del Tour en los Campos Elíseos, donde los ciclistas se pasean y brindan con champán. Mas bien todo lo contrario. Se trató de la etapa más dura y vi como desde el principio todo el mundo dio lo que tenía.

Al final acumulamos 1.800 metros de desnivel en 40 kilómetros. Aunque se pasaron más rápido dadas las sorpresas que jalonaban el recorrido. Un puente colgando a 100 metros sobre un río en un espectacular desfiladero, para más tarde atravesar una fortaleza recorriendo sus pasillos y túneles iluminados.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Para acabar, un paseo por los lagos como broche final para esta prueba. En general, y a pesar de la dureza, el calor y la humedad, esta Transmaurienne Vanoise me dejó un buen sabor de boca a estos cinco días de puro MTB en un entorno único con paisajes cautivadores.

Gran nivel de participación

transmaurienne vanoise 2022

En cuanto a lo competitivo, la prueba contó con un buen plantel de corredores y el nivel general hablando con compañeros de otras carreras era muy alto, especialmente en los descensos.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

La prueba la ganó el suizo Bruno Vitali, qué invirtió algo más de 12 horas en completar los más de 230 km y 9.000 metros de desnivel en cinco etapas. Segundo fue el campeón holandés Hans Becking, uno de los mejores corredores de Maratón de los últimos años y tercero Sebastien Carabin. En categoría femenina, la francesa Estelle Morel se alzó con el triunfo, seguida de Margot Moschetti y Constanza Fasolis.

Transmaurienne Vanoise: no sólo competición

La TransMarienne Vanoise no es solo una prueba competitiva. Se trata de un festival de la bici de montaña en la que la prueba “9.000” en la que hemos participado es solo una de ellas. También se disputa la versión de 6.000 m de desnivel y menos kilometraje. E incluso una modalidad familiar en las que las subidas se hacen en remontes de esquí. Una prueba pensada para que toda la familia pueda disfrutar de un recorrido en bici por los Alpes.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

También se programa la modalidad Ultra, en modo Non Stop con 260 km y 9.500 metros de desnivel. Los vencedores, Francesco Gaffuri y Elias Van Hoeydonck, tardaron poco más de 24 horas en completarlo. Me puso los pelos de punta cómo relataban su paso por zonas técnicas a casi 3.000 metros de altura en plena noche.

Una organización que está a la altura de una magnifica prueba. No es la más grande en logística ni la más conocida. Pero sí es una prueba genuina de verdadero Mountain Bike. No en vano lleva ya 34 ediciones organizadas, por lo que la maquinaria está muy bien engrasada y sincronizada, ayudando siempre a los participantes a tener una magnífica experiencia.

La Opinión de Hans Becking: «Es mi carrera de ‘vacaciones’ y vengo sin asistencia»

hans becking transmaurienne vanoise

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

«Hace muchos años corrí esta carrera por primera vez y me encanó. Los recorridos y senderos son impresionantes y la organización tiene verdadera pasión por este deporte. Es mi carrera de “vacaciones”. Vengo sin asistencia, limpio mi bicicleta al final de cada jornada, paro en los avituallamientos y disfruto de tomar algo con los amigos después de la carrera»

«Las subidas largas y con mucha pendiente no están hechas para mí, pero las vistas son preciosas. Lo que es un sendero fácil aquí en los Alpes Franceses en mi casa sería un sendero muy difícil. Son caminos naturales pero técnicos, me hace salir de mi zona de confort, lo que siempre es bueno. La carrera es un evento familiar y hay muchas maneras de disfrutarla en sus diferentes modalidades»

¿Qué hace falta para correr? Preparación y material

Si estás pensando en venir a la Transmaurienne asegúrate de que tu bicicleta esté lista. En la carrera encontrarás algunos senderos realmente exigentes, para bikers de nivel alto. Se recomienda una doble suspensión de 120/120 mm y con tija telescópica. Puede que no sea la prueba de mayor nombre. Pero el recorrido es realmente espectacular y es de esas citas que se te quedan grabadas en la memoria para siempre.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.