Rossignol, una de las marcas líderes y referentes en los deportes de invierno, siente una especial devoción por el mes de febrero. Hace ahora dos años anunció por estas mismas fechas la adquisición de la marca francesa de bicicletas Time Sport International, con lo que entraba de lleno en el mundo del ciclismo de carretera.

Recientemente fortalecía su posición en el mundo de las ruedas con la compra de la firma norteamericana de bicicletas Felt, con bicis de todas las modalidades pero con una fuerte presencia en el mountain bike, por lo que RS adquiere ya un peso específico en el deporte de las dos ruedas. A nadie se le escapa que, pese a que entre ambos mundos se pueden encontrar sinergias, el sector de la nieve está cuando menos estancado o en retroceso, mientras que el del ciclismo resiste bien los reveses del mercado; prueba de ello es que las ventas globales de ciclismo se mueven sobre los 30.000 millones de dólares y que su crecimiento al año se sitúa en torno al 2-4 %. Con esta adquisición, Rossignol encuentra una gran oportunidad de equilibar sus números una vez finaliza la temporada invierno, así como de reforzar sus cuentas durante todo el año.

Al respecto de la adquisición, Bruno Cercley, consejero delegado de Rossignol, manifestó al respecto de la compra de Felt Bycycles: “Mientras trabajamos en el fortalecimiento de la marca Felt a escala mundial, aprovecharemos nuestra experiencia común para lanzar una nueva gama de bicicletas de montaña Rossignol durante 2018”. Además, Bruno Cercley señaló que pretenden duplicar los ingresos anuales de 60 milllones de dólares de Felt en los próximos cinco años”.

www.feltbicycles.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.