En poco más de tres años, los de Waterloo han seguido evolucionando su e-bike más emblemática que ahora nos presentan: la nueva Trek Powerfly 2019. Hay mucho que evolucionar para hacer perfecta una e-bike. Y ese es el objetivo, la perfección. Para eso, se ha optado por contar con un cuadro de carbono con unos detalles y características espectaculares.

Trek Powerfly LT_6

Integración de batería

Después de la evolución de la Powerfly durante estas últimas dos temporadas, los cambios continúan. Ahora, la principal mejora es la integración total de la batería, pero no de cualquier manera. De nombre RIB (Removable Integrated Battery), la batería se extrae por el lateral derecho de la e-bike fácilmente, tan solo introduciendo la llave que la fija, y sale automáticamente. La fijación lateral hace que quede protegida de la suciedad, que siempre salpica e impacta, y se acumula en la parte inferior del tubo diagonal. La batería y la cobertura de esta es de una sola pieza, y podremos cargarla fuera de la e-bike o montada en ella. Pero esta no es solo la gran novedad de la nueva Powerfly.

Bateria Bosch trek powerfly LT

Cuadro de carbono

650 gramos menos que su predecesora. Ese es el peso que le resta el nuevo cuadro de carbono de la versión de la Powerfly LT a su versión anterior. Además del peso, la importancia que toma el carbono en el nuevo cuadro permite una integración tanto de la batería como del motor mucho más limpia y consigue más rigidez. Además, se logra una estética general de la bici más atractiva. En cuanto al motor (y batería), la apuesta sigue siendo Bosch, porque, según los americanos, son los que mejor servicio ofrecen, y no lo dudamos. Importante destacar que los componentes que montan todos los modelos son específicos para e-bikes (ruedas, horquillas con settings específicos, frenos de cuatro pistones…). La bieleta del sistema de suspensión cuenta con la tecnología Mino Link mediante la cual podremos cambiar el ángulo de dirección y la altura de la caja de pedalier para personalizarla a nuestro gusto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Motor y batería Bosch

Trek sigue siendo fiel a uno de sus principales proveedores: Bosch. Por lo que nos explicaron los ingenieros de las Powerfly, sus baterías y motores ofrecen unas prestaciones y servicios como ninguna otra marca. A priori, podríamos pensar que todas las marcas buscan un triángulo trasero más compacto y existen otros motores mejores para ello que no el Bosch. Pero no siempre es así. El objetivo de Trek es darle una buena estabilidad a la bici, porque piensan que con una e-bike, el disfrute también está subiendo, y en este caso interesan otras dimensiones que no las que podríamos imaginar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

EN MARCHA

Los dos días que la pudimos probar no nos dejaron indiferentes. Viendo la geometría (longitud de vainas: 474 mm y 66,9º de ángulo de dirección), podríamos pensar que no será tan manejable como esperaríamos, ya que las vainas son más bien largas, pero la verdad es que  está muy compensada. Además, y tal como nos dijeron, las subidas las disfrutas igual que las bajadas, y en estas también necesitas una cierta estabilidad. La  verdad es que ya estamos esperando poder probar una unidad en casa para sacar las mejores conclusiones.

LA GAMA

POWERFLY LT: La joya de la corona de la gama de las Powerfly. La gama de las más radicales estará formada por los dos modelos tope de gama con el cuadro de carbono OCLV Mountain y tres con el cuadro fabricado en aluminio Alpha Platinum. Los recorridos son de 160 mm en la parte delantera y 150 mm en la trasera. Todos ellos son la versión Plus, por lo que montan ruedas de 27,5″ con neumáticos de 2,8″ de grosor. Todos los modelos instalan frenos de cuatro pistones para asegurar la frenada y tija telescópica. Sin duda, serán los modelos referentes.

POWERFLY FS: La versión de Powerfly FS también mejora totalmente su cuadro. La gama estará compuesta por seis modelos, cuatro con geometrías y montajes convencionales y dos específicos de mujer, los Women’s. Todos ellos cuentan con el cuadro fabricado en carbono y 130 mm de recorrido delantero y trasero. Todos los modelos montarán ruedas de 27,5″ con gruesos de neumático de 2,4″, excepto los dos modelos superiores (Powerfly FS 9 Plus y Powerfly FS 7 Plus), que llevarán 27,5″ plus (2,80″).

Trek Powerfly4_A_Primary

POWERFLY: La gama de 2019 estará compuesta por los modelos de doble suspensión, los FS, pero también estarán las Powerfly a secas, con cuadro hardtail de aluminio Alpha Platinum de la propia marca y horquilla delantera. Todas ellas montarán suspensión delantera de 100 mm de recorrido, ruedas de 29″ de diámetro. Habrá tres modelos diferentes con distintos montajes, además de otros tres equivalentes pero en la versión específica Women.

Para más información, visita la web oficial de la marca: www.trekbikes.com

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.