Technical Trail

Si las Fuel EX son nuevas, lo mismo sucede con las Remedy de 2012. Nuevos cuadros con tubos que cuentan con diferentes espesores, con mayores hidroformados y, como en 2011, tres versiones con cuadro Alpha Platinum de aluminio (Remedy 7, 8 y 9) y tres de carbono OCLV Mountain (Remedy 9.7, 9.8 y 9.9), disponibles en cinco tallas, de la 15,5” a 21,5”.

Hay que decir que las nuevas Remedy aportan guiado interno del cable de desviador en todos los modelos, e igualmente, tanto las versiones de aluminio como las de carbono, llegan pensadas para poder acoger una tija de sillín ajustable Rock Shox Reverb Stealth con guiado interno, de serie y en exclusiva en el modelo Remedy 9.8 y 9.9. En la parte inferior del tubo diagonal existe un pequeño orificio donde poder extraer la funda y guiarla hasta el manillar, donde situaremos el mando de regulación de altura de la tija Reverb.

Este detalle exclusivo no exime de tener que realizar un montaje muy delicado de este modelo de tija si éste fuera tu objetivo, ya que la funda va guiada interiormente por el tubo de sillín, pasa por la caja de pedalier -cuyas bielas tendremos que quitar para posibilitar el correcto guiado de la funda-, sigue por el tubo diagonal hasta el mencionado orificio, donde sale al exterior y de ahí va guiada hasta el manillar. No te preocupes si adquieres la Remedy 9.8 o 9.9, ya que, como decimos, la nueva tija Reverb Stealth de Rock Shox viene montada de serie y es uno de los mejores modelos del mercado.

Los modelos Remedy 7, 8 y 9 comparten cuadro de aluminio Alpha Platinum. Mientras que la 9.7 monta triángulo delantero de carbono OCLV Mountain y trasera de aluminio, la 9.8 cuenta también con tirantes de carbono y la 9.9 es la tope de gama, con un cuadro completo full carbon, también con vainas OCLV Mountain Carbon. Como las EX, la geometría de las Remedy también ha variado respecto a los modelos precedentes y ahora cuentan con un ángulo de dirección más lanzado (67.0°) más acorde a los tiempos presentes y a una bicicleta como estas de 150 mm de recorrido.

Como sucede con las Fuel EX, tanto los cuadros de aluminio Remedy Alpha Platinum como los de carbono son 100 gramos más ligeros respecto a 2011, y todos ellos cuentan con anclaje ISCG, pipas de dirección E2, cierres de rueda delanteros 15QR y ABP Convert trasero. Incluso existe la posibilidad de ajustar su geometría con un cambio de 0.5º en la pipa de dirección (de 67.0º a 67.5º), incrementando ligeramente la altura de pedalier; en este caso, gracias a la tecnología Mino-Link. Asimismo, todos los amortiguadores son FOX con tecnología DRCV y sólo la horquilla de la Remedy 7 es una Float 150 RL, no DRCV.

El montaje del modelo que pudimos probar en Austria, Remedy 9.9, incluye suspensiones FOX Kashima, ambas con tecnología DRCV, ruedas DT-Swiss XM 1550 Tricon 15QR delantera y 142×12 mm trasera, fantásticos neumáticos Bontrager XR4 Team en grosor 2.35”, tija Reverb Stealth 31,6 mm y grupo SRAM XX completo con frenos, pedalier 26×39 y casete 11-36, siendo la única de las seis Remedy 2012 que cuenta con transmisión de doble plato.

El primer día de la presentación pudimos deleitarnos con una salida de lujo por las impresionantes montañas que rodean la localidad de Mayrhofen en Austria. Si bien comenzamos la jornada en dos telecabinas que nos situaron en la parte alta del monte, algunas de las subidas que realizamos este día fueron de impresión.

El modelo 9.9 es una bici ligerísima que pedalea fantásticamente bien, con un comportamiento más próximo al de una Fuel EX con algo más de recorrido que al de otras bicis más potentes all mountain de 150 mm de recorrido del mercado; sin duda, un reto muy grande enfrentarnos con garantías a los recorridos endureros-freeride de Austria. Su facilidad de pedaleo es tremenda y, como también comprobamos con la Fuel EX, las nuevas suspensiones con tratamiento antifricción Kashima favorecen la sensibilidad de los pequeños baches y aumentan la capacidad de absorción de la bici.

Como también nos sucedió con la horquilla FOX DRCV en la Fuel EX, es ideal hinchar en torno a 5 (o casi mejor 10) psi más la suspensión delantera respecto a lo que creas a priori, precisamente por su mayor linealidad de funcionamiento. Aun así, en las bajadas más empinadas y abruptas no resultaba difícil conseguir todo el recorrido delante. El ángulo de dirección de 67.0° también es bienvenido, aunque en nuestros modelos de prueba preproducción -quizás también por los recorridos tan escarpados que realizamos- no llegamos a notar demasiado este mayor lanzamiento.

Un lujo

La nueva Remedy 9.9 es una all mountain de verdadero lujo. El mando de ajuste de la altura de la tija de sillín Rock Shox Reverb Stealth es simplemente perfecto y adictivo; no podíamos dejar de actuar en él para seleccionar la perfecta altura de sillín en cada momento. Los nuevos neumáticos XR4 Team en 2.35” cuentan con un volumen muy generoso y su agarre es francamente perfecto. Quien aún no haya encontrado un neumático que le convenza en esta medida, tiene que probarlos. El desarrollo 26×39, junto con el 11-36, es suficiente en una bicicleta ligerísima y cuyo comportamiento, como decimos, se aproxima mucho al de una Fuel EX.

Al término de la ruta pudimos probar también una Remedy 9 con cuadro de aluminio y, en este caso, y siendo bicicletas del mismo modelo y únicamente con la diferencia del material del cuadro y componentes, las sensaciones son de un modelo más poderoso, más sólido y potente, más cercano a un uso endurero para la Remedy 9 que pedaleador, donde encaja mejor la 9.9. Y si aún te asustan los dos platos, quizás la Remedy 9.8 se lleva la palma con grupo completo Shimano Deore XT completamente nuevo igualmente en 2012 y triple plato 24x32x42 en este caso.

Galería

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.