REDONDA

Para la marca de Waterloo, la Superfly FS 7 representa la entrada de gama a sus cuadros de doble suspensión XC y en aluminio. Es una bici noble y con un alto componente tecnológico, dotada de una cuadro plagado de soluciones técnicas.

La Superfly FS 7 de la que os vamos a hablar a continuación es la hermana pequeña de una amplia familia de la gama Superfly FS,
Full Suspension, la versión doble de la rígida que lleva el mismo nombre y que tan buena crítica posee. Ésta es la versión más accesible, puesto que, dependiendo de los numerosos montajes, la gama se enfila hasta montaje a la carta por encima de los 8.000 euros de las bicis que Trek nos ofrece a nosotros, los usuarios, para configurar por completo la bici de nuestros sueños…

Trek

Perfil Superfly

Pero dejemos de soñar. La FS 7 es una bici totalmente terrenal y racional para un usuario que busque una doble atrevida de ruedas grandes y con un cierto confort con la que realizar salidas largas sin la exigencia que demandan las bicis rígidas. Aquí queremos hacer un especial apunte, aunque en la página de la web de la marca proclama a los cuatro vientos que se trata de una bici para competir por el primer puesto, nosotros queremos puntualizar.

Trek

Los modelos SL sí serían cuadros que por la ligereza son bicis extremadamente rápidas y configuradas para competir… pero la gama de aluminio, aunque mantiene la misma base y geometría que la SL por su montaje y peso, es una bici que encaja mucho mejor para un biker más recreativo, al que no le interesa el mundo de la competición, sino una 29” doble que le ayude a moverse con fluidez por todo tipo de terrenos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.