TREK TOP FUEL 9.8 SL: TODOPODEROSA

La prueba del algodón

Pero dejemos la teoría para los catálogos para explicarnos nuestro día a día con la bici. Ajustamos presiones, tubelizamos, montamos pedales, botellero y soporte para el GPS y… voilà! 11,322 kg. Acostumbrado a volar a lomos de una rígida con 2 kg menos de peso, pienso que tal vez nos va a penalizar en las subidas, pero enseguida que empiezo a dar pedales, adviertes su gran rigidez y agilidad y piensas: “Primera conclusión: es rápida, parece una bici de 10 kg”. Y es que subiendo conseguimos tiempos muy parecidos a una bici rígida, pero a la que te adentras entre senderos, empiezas a arañar segundos al cronómetro hasta tal punto que llegas a replantearte si en el cómputo general, es incluso más rápida. Lo que sí tenemos clarísimo, es que el disfrute es mayor. Nos permite bajar con mucha más confianza por tramos más complicados con un menor requerimiento técnico por parte del biker.

0002 MG 4818
Pero no solo bajando es rápida. En subidas técnicas abrimos al unísono ambas suspensiones a través del control remoto hidráulico del manillar para dibujar el terreno ganando en tracción y poder pedalear fuerte. En terreno llano y roto deja entrever su tarado de suspensiones duro característico del XC. De hecho, en la primera salida pensamos que habíamos abusado de una compresión excesiva y, al llegar a casa, le quitamos algo de presión con la sorpresa de que en la siguiente salida hacíamos topes con demasiada facilidad. Y es que el tacto es duro, lo que hace que, aun siendo una doble suspensión en las bajadas rotas, exija una buena condición física, en especial de los brazos, ya que el cuadro es muy rígido y la suspensión, como os decimos, no es menos precisamente. Por ello cuando pedaleamos con ambas suspensiones abiertas la bici no pierde un ápice de efectividad. Contamina muy poco el pedaleo. Por otro lado, debemos puntualizar que nos costó un poco acostumbrarnos al avance específico de la horquilla típica de la geometría G2 de Trek, pero con el paso de los kilómetros nos fue permitiendo un muy buen control sobre la bici a bajas velocidades .

Montada con sentido

Evidentemente parte de la culpa del comportamiento de la bici es causa del montaje. Un montaje prácticamente intachable, con un binomio RockShox para la suspensión, con horquilla SID y amortiguador Monarch XX, la exitosa transmisión para XC SRAM 1 x 11 X01/X1, frenos Shimano XT, manillar de carbono, etc… Nos permite montar transmisión mecánica y electrónica de uno (con un máximo de 36 dientes) y dos platos. ¡Ah! Y nos mola mucho el protector del tubo vertical Carbon Armor, nos ha salvado de golpes importantes de piedras que parecían balas.

¿Ninguna objeción?

Dos detalles que creemos que se pueden subsanar. El primero es que el guiado del latiguillo del amortiguador trasero estética y funcionalmente no nos gusta. Creemos que podemos redireccionarlo directamente al tubo vertical sin dibujar una circunferencia que rompe la línea tan estilosa del cuadro. Y la otra es que hemos hecho saltar la pintura de la vaina de la cadena, un protector más envolvente y no tan minimalista nos ahorraría las picadas. Así que ya sabéis, futuros propietarios, un protector de cadena es lo primero que debemos instalar. Porque picar un cuadro valorado en 3.199 euros duele más que algunas caídas. Por lo demás. Teniendo en cuenta que es el cuadro tope de gama de Trek, encontramos que su precio es razonable. Y es que el modelo top de gama vale 8.999 euros, un sueño de bici, sí, pero son 4.000 euros más y un ahorro de peso d 1,5 kg.

0009 MG 4805
Os digo esto porque si estás leyendo estas líneas, compartirás conmigo que con menos de la mitad de este dinero puedes dejar la bici en un peso similar, aunque sin componentes tan exclusivos, claro está. Y es que el peso en las bicis de doble suspensión es la clave. Los sistemas de suspensión poco a poco han perdido peso específico, ya que el avance en las suspensiones nos permite realizar cuadros cada vez más simples, dejando que el propio hidráulico gestione gran parte de la cinemática de la bici. Por ello, el peso es tan importante y por ello cada vez más vemos como las bicis de doble suspensión, como la Top Fuel, monopolizan las primeras plazas en las pruebas de cross country, ya que parecen tener claro que una doble muy ligera es una máquina, prácticamente, total.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.