Ejercicos

ARRANCADAS DESDE 0 (5 arrancadas x pierna x 8” / 1’ rec)

Este ejercicio consiste en frenar la bicicleta hasta una velocidad muy baja, casi detenerla por completo (4-5 km/h) mientras que al mismo tiempo vamos engranando el plato grande (en caso de más de un plato) y el piñón pequeño. Con ese desarrollo y casi a 0 km/h hay que arrancar pedaleando de pie y lanzar la bici todo lo que puedas durante 8’’ aproximadamente. En cada arrancadas que hagas debes dar el primer golpe de pedal con una pierna diferente (alternando) y, para recuperar, pedalea suave.

PROGRESIONES EN LLANO (12 x 20’’ hasta 100% / 2’ rec)

Como en el anterior, en esta ocasión también te propondremos que frenes la bicicleta hasta los 4-5 km/h y, desde esta velocidad, inicies una aceleración jugando con los desarrollos hasta que llegues al 100 % de tu capacidad de pedaleo. No debes sentir que vas a tope hasta los últimos 5’’ de los 20 que te proponemos de progresión, así que dosifícate y que los primeros segundos sean de aceleración y de jugar con los desarrollos hasta que no des el 100 %. Recupera durante 2’ con un pedaleo ligero.

SPRINTS EN SUBIDA (10 x 8’’ al 100% / 1’ rec)

Para mejorar tu capacidad de sprint puedes pedalear todo lo fuerte que puedas solo durante  8’’, preferiblemente en un terreno que tenga ligera subida para así encontrar con más facilidad resistencia al pedaleo. No es necesario que frenes mucho la bici, sino que, desde una velocidad normal, mientras vas subiendo una rampa moderada, te plantees pedalear con todas tus energías durante ese corto período de tiempo, de pie y jugando con el peso del cuerpo para lanzar la bici a la máxima velocidad que te sea posible. La recuperación puedes hacerla mientras bajas para volver al mismo lugar de inicio, mientras tanto, pedalea suave y relájate.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This