Si por algo se distingue Scott es por la exclusividad de buena parte de sus tecnologías. Soluciones que, a lo largo del tiempo, han conseguido que algunas de sus bicicletas se hayan convertido en absolutas referencias en sus respectivas categorías en cuanto a rendimiento y fiabilidad. Es el claro ejemplo del TwinLoc.

Este es el popular sistema patentado y puesto en circulación por la compañía suiza en 2010. Una tecnología que apareció con un objetivo claro; que el ciclista no tuviera que soltar nunca las manos del manillar mientras modifica y sobre la marcha, el comportamiento y prestaciones de la bici según requiera el terreno.

Toda la tecnología en un mando de manillar

Todas esas posibilidades de actuar sobre la bicicleta que posee el TwinLoc se aglutinan en un mando sencillo pero tremendamente efectivo. Este exclusivo mando está formado dos palancas que actúan, simultáneamente, sobre ambas suspensiones y mediante tres modos o posiciones distintas; descenso, control de tracción y bloqueo.

Sin embargo y lejos de lo que algunos puedan pensar, el TwinLoc no es un mando que actúa simplemente sobre el tacto de las suspensiones.

Detalle de las dos palancas con las que se manipula la tecnología TwinLoc y con la que se actúa sobre el comportamiento de la bicicleta.

De hecho, el secreto de su éxito y la diferenciación respecto a otras propuestas similares en el mercado, es que se trata de una tecnología que actúa, al mismo tiempo, sobre aspectos tan determinantes en el rendimiento de la bicicleta como como el recorrido y la curva de progresividad de las suspensiones, pero también de la geometría y el comportamiento final de la bicicleta.

Este es el motivo por el cual, la marca suiza, siempre ha trabajado conjuntamente con los principales fabricantes de suspensiones que han equipado sus bicis. Precisamente para que éstos realicen ajustes específicos en sus suspensiones y puedan ser usadas obteniendo el máximo rendimiento de los modelos que incorporan el TwinLoc.

Así actúa el TwinLoc en sus tres posiciones

Posición descenso:

En esta posición las dos cámaras del amortiguador y la de la horquilla están totalmente abiertas, ofreciendo todo el recorrido que ambas permiten y permitiendo así el funcionamiento más estable y sensible de la bicicleta. Ideal para descensos y zonas más técnicas, en las que el ciclista necesita máxima absorción.

Pero en posición descenso la geometría de la Scott también varía respecto al resto de posiciones. La bici se vuelve un poco más larga entre ejes, el reach aumenta, el ángulo de dirección se vuelve un poco más lanzado y el eje de pedalier desciende, con ello, la bici mejora su estabilidad.

Diferencias en la geometría entre la posición descenso y control de tracción en llano.

 

Diferencias en la geometría entre la posición descenso y control de tracción, en subida.

Posición de control de tracción:

Colocando el mando TwinLoc en esta posición intermedia el amortiguador cierra una de sus dos cámaras, con lo que además de reducir su recorrido, su comportamiento se vuelve menos sensible y más progresivo. Al mismo tiempo, se endurece la compresión en la horquilla.

La bici, sin dejar de absorber las irregularidades del terreno, en posición de control de tracción es menos sensible, pero al mismo tiempo más reactiva y ágil de reacciones. Respecto a la posición de descenso la bici se vuelve un tanto más corta entre ejes y la posición del sillín se verticaliza, todo ello para poder pedalear con más efectividad de pedaleo mientras la bici, no lo olvidemos, las suspensiones siguen trabajando.

Diferencias en la geometría entre la posición control de tracción y bloqueo, en llano.

Diferencias de geometría entre la posición control de tracción o bloqueo, en subida.

Posición de bloqueo

En esta posición ambas suspensiones se bloquean por completo. La bici se eleva un poco más del suelo respecto a la posición de control de tracción y el sillín alcanza su mayor proximidad al eje vertical del eje de pedalier.

Con esta configuración que propicia del bloqueo, más la firmeza de las suspensiones, la bici se comporta como una hardtail en terrenos fáciles y rodadores.

Diferencias en la geometría entre la posición descenso y bloqueo, en subida

En todas las bicis que hemos probado en Solo Bici la tecnología TwinLoc ha supuesto uno de los mayores argumentos, sin duda, de las bicicletas Scott, en cualquier categoría y especialmente, en aquellas en las que mantener un buen equilibrio entre absorción y eficacia de pedaleo resulta fundamental.

A continuación puedes ver cómo el utiliza Nino Schurter su mando TwinLoc mientras reconoce el circuito de la Copa del Mundo en Lenzerheide.

Uno de los mejores avales del TwinLoc por tanto, es también el uso y desarrollo que los corredores del equipo SRAM-Scott llevan a cabo de esta tecnología en la Copa del Mundo y el resto de las mejores pruebas de XC y maratón del mundo, sometiendo a esta tecnología a los mayores niveles de exigencia posibles. Una tecnología de la Copa del Mundo, disponible para el usuario final.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This