Lateralmente se observan la mayoría de las articulaciones.
Una vez identificadas tus necesidades y condicionantes mediante la entrevista y la evaluación física, llega el momento de la observación en movimiento. El biker pedalea sobre su bici o en un cicloergómetro con sus medidas habituales. Mientras tanto, el especialista o algún software de captación de la imagen o del movimiento lo mira y comprueba que los ángulos que describen las articulaciones observadas lateralmente se ajustan o no a los valores óptimos y, en todo
caso, a los que el biker en cuestión necesita.

Puntos claves.
Con la observación lateral se analiza si la altura y/o retroceso del sillín es el adecuado;
la posición del manillar, la longitud y altura de la potencia o incluso la talla del cuadro son acertadas. Y es que estos factores y algún que otro más determinan de manera directa cómo es nuestra posición y en qué ángulos están trabajando fundamentalmente, la zona lumbar, la flexión y extensión de la rodilla, de los tobillos, muñecas y cervicales, por ejemplo.
Las modificaciones realizadas en este plano afectarán principalmente al confort sobre la bici y, en consecuencia, también en la eficiencia del pedaleo y el rendimiento final del ciclista.

No todos los protocolos contemplan este punto de vista.
El segundo plano que debe observarse siempre es el frontal. Ver al ciclista de cara o desde detrás
nos proporciona igualmente una valiosa información, en este caso, sobre la alineación en el sentido vertical de caderas, rodillas, tobillos y, obviamente, sobre si el ciclista se sienta o no cuadrado sobre el sillín.
Balance de potencia.
Conseguir una colocación en la bicicleta que permita un equilibrio entre las dos partes del cuerpo, si lo dividimos en parte derecha e izquierda, es verdaderamente importante.
Por eso, cualquier posicionamiento correcto sobre la bici debería contemplarlo. De este equilibrio entre ambas partes y el alineamiento vertical de las piernas depende una entrega de potencia balanceada y óptima sobre los pedales. Obviamente, para lograrlo, es imprescindible que contemplemos al biker en este plano y comprobar si necesita o no ajustes específicos para que alcance la posición y el rendimiento óptimo.

Debemos ser capaces de controlar los efectos.
Llega la parte final del estudio biomecánico y no por ello menos importante. De hecho se produce después de lo que físicamente entendemos por estudio.
Nos referimos al seguimiento posterior. Una vez el biker obtiene su posición téoricamente óptima sobre la bici, el especialista debe comprobar que los cambios realizados en su posición producen el efecto deseado y que el proceso de adaptación a las nuevas medidas se ha realizado satisfactoriamente. Es necesario comprobar si la nueva posición ha provocado molestias, si el biker se encuentra cómodo y si, efectivamente, el rendimiento es mayor o no.

Cuestión de feedback.
No te conformes con cualquier cosa, valora especialmente este proceso. De poco o nada servirá la tecnología, las horas empleadas y el dinero que inviertas si tras el análisis nadie se preocupa de cómo te fueron los cambios o si te sienta mejor o no tu nueva posición. El feedback que puedas
dar a tu biomecánico será fundamental, no te cortes y participa del proceso

6 Respuestas

  1. Emilio Robledano

    Es super importante hacérselo, y más cuando tienes molestias. En mi caso tenía problemas en los pies, se me dormían y con mucho calor incluso me dolían. Lees foros y buscas en internet, cambias las calas, las adelantas, las retrasas, cambias de zapatillas, vamos, pruebas de todo, y nada funciona. Me hablaron bien unos compañeros de la grupeta de Biomecánica 3D, en Madrid, y allí que me fui. Trato exquisito, y lo mejor es que se me han quitado todas las molestias. Es más caro que el resto pero se nota la diferencia.

    Responder
  2. Rober

    Yo me hice hace poco un estudio biomecánico con FitStudio (fitstudio.es) y sinceramente ha sido lo mejor que he hecho. Son muy profesionales y son de garantía, son miembros del bike fitting institute y centro custom4us. Es más, ya son varios los ciclistas profesionales que han decidido hacer sus estudios con ellos.

    Responder
  3. Raúl García

    A ver si me podéis ayudar con una duda, me han ofrecido una Specialized Secteur talla 54, pero yo mido 1,76 y 84 de entrepierna y no sé si me quedará pequeña. ¿Me podría valer? o dejo pasar la oportunidad y busco directamente una de talla 56

    Responder
  4. Jose Marti

    Muy bien con los de Biomecanica 3D, tenia molestias que pensaba que eran normales, pero chico, despues de hacerme el estudio nada de nada. La gente de la grupeta estan alucinados de como voy.

    Responder
  5. Paco Martín

    Yo me lo hice hace poco en Biomecánica 3D (www.biomecanica3d.com) y la verdad es que muy bien. Se tiraron conmigo 3h, son RETUL con lo que no te posicionan “a ojo” o con una plomada, sino que es un sistema super avanzado el que se encarga de la toma de datos.

    Responder
    • Javier Bastarreche

      Hola Paco, gracias por la recomendación, han sido los 150 Euros mejor gastados. Es un poco más caro que algunos pero merece la pena, caramba qué diferencia!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.