La Volta a la Comunitat Valenciana está prácticamente acabada. Febrero está pasando rápido en el calendario ciclista y también en el otro. El caso es que, salvo que ocurra algo extraño y no previsto, la ronda levantina va a tener un podio español al completo. Y eso sólo puede ser un buen síntoma.

Santa Llucía, la ermita que mira desde arriba a Alcossebre y al Mediterráneo, era el punto álgido de esta edición de la ‘Volta CV’ y la batalla no se ha hecho esperar. Una etapa bonita y con una subida donde Adam Yates se ha erigido en el gran protagonista gracias a un ascenso titánico en el que se ha pegado más de dos kilómetros tirando él solo.

Primero junto al resto de favoritos. Y después, a medida que se acercaba la línea de meta, soltando a todos sus rivales. Valverde ha tratado de darle alcance, pero sin éxito. Se le resiste la primera victoria del año al campeón del mundo, que tradicionalmente ha sido bastante madrugador.

Ion Izagirre, nuevo líder

Lo cierto es que el maillot amarillo, Edvald Boasson Hagen, ha defendido bien cara su derrota. El noruego ha aguantado hasta los dos últimos kilómetros, pero ha terminado cediendo terreno. Por apenas dos segundos, Ion Izagirre -que ha entrado cuarto en meta junto a Pello Bilbao- se ha colocado como líder antes de una última etapa que apenas tiene 88 kilómetros de recorrido y todos ellos planos.

Segundo queda Valverde, con Pello Bilbao cerrando el ‘cajón’. Un podio español al completo y con dos ciclistas de mucho presente arriba. Desde luego, difícilmente podría empezar mejor la andadura de Ion Izagirre en Astana, equipo al que llegó para ser gregario en las grandes y tener libertad en vueltas de una semana. De momento, está a punto de aprovechar la primera.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This