Conocemos las e-bikes, bicicletas eléctricas con asistencia al pedaleo, pero no sabíamos nada de una bicicleta sin pedales pero con desplazamiento asistido

Karl von Drais inventó la primera bicicleta en 1817, bautizada Draisiana, aunque era una bicicleta sin pedales, en la que el ciclista tomaba impulso remando con las piernas en el suelo, tal y como hacen los niños hoy en día con las minibicis sin pedales.

Pues bien, un grupo de ingenieros de la Universidad de Saarland en Alemania han retomado este concepto y han creado una draisiana, imitando su estructura y materiales –está hecha de madera–, pero asistida eléctricamente.

Han instalado unos sensores que detectan cuando el ciclista se impulsa con las piernas en el suelo, para activar el motor eléctrico de asistencia, instalado en el cubo de la rueda trasera. Un pack de baterías, una Rapsberry Pi y unos acelerómetros completan el pack de electrónica que está totalmente oculto en el interior del chasis de madera… La draisiana eléctrica es capaz de alcanzar los 25 km/h.

¡Nadie diría que es eléctrica!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This