Cinco ciclistas fueron arrollados el pasado sábado por una motocicleta en la garganta de Crevillent, en la carretera N-325 en Aspe. A pesar de lo aparatoso del accidente, que se produjo después del choque de dos motos, una de las cuales acabó impactando contra el grupo de ciclistas, no hubo heridos graves, aunque uno de los ciclistas tuvo que pasar la noche en observación en el Hospital General de Elche.

Los ciclistas formaban parte de un grupo más amplio, de unos veinte ciclistas, pertenecientes a La Grupeta de Orihuela. Se dirigían hacia el santuario de la Magdalena de Novelda cuando dos motocicletas colisionaron. La motocicleta que iba delante acabó despedida fuera de la carretera y alcanzó a los últimos cinco ciclistas del grupo.

Tres ambulancias del SAMU y la unidad de atestados de Orihuela y la Guardia Civil se desplazaron hasta el lugar del accidente, que acabó con el motorista atendido en el Hospital General de Elche y uno de los ciclistas también ingresado y que tuvo que mantenerse toda la noche en observación, puesto que en el impacto se le partió el casco y quedó inconsciente durante unos minutos.

Según la Guardia Civil, todos los implicados están identificados, aunque, según algunos testigos, el piloto de la segunda motocicleta discutió con los ciclistas y se marchó del lugar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This