Valencia Epic Race: una reto épico completado en categoría híbrida (bici convencional + eléctrica)
PUBLICIDAD

Valencia Epic Race: una reto épico completado en categoría híbrida (bici convencional + eléctrica)

La Valencia Epic Race es una nueva prueba de MTB por etapas que el pasado 3 de octubre culminó su primera edición con éxito de participación y público. Un carrera organizada por y para bikers, con la premisa de disfrutar compitiendo por los mejores senderos del interior de Valencia. Un reto que hemos vivido en primera persona compitiendo en la original y divertida categoría híbrida por parejas, combinando MTB convencional y eléctrica. 

Fotos: Image Hunters

El municipio valenciano de Siete Aguas acogió los días 1, 2 y 3 de octubre la primera edición de la Valencia Epic Race. Una nueva carrera MTB por etapas en los que reina un espíritu biker único, en un recorrido muy atractivo y variado por el interior de Valencia, en concreto a través de la comarca de Hoya de Buñol.

Decidimos presentarnos allí y correrla al completo en uno de los formatos más llamativos del programa de competición: la híbrida. Una competición por parejas, en la que un integrante debe rodar con una bicicleta convencional y el otro una eléctrica. Una manera de competir en la que la coordinación y el compañerismo es clave. Además, permite que bikers en un mejor estado de forma corran en equipo junto a otros de menor nivel.

Specialized S-Works Epic y Turbo Levo en la Valencia Epic Race
Estas son las Specialized S-Works Epic y la Turbo Levo Pro que hemos utilizado en la modalidad híbrida de la Valencia Epic Race.

En el caso de mi compañera, Sara Senín, y mío, elegimos dos de las bicicletas más destacadas del catálogo actual de Specialized de ambos segmentos. La S-Works Epic como MTB clásica que llevé yo y la Turbo Levo Pro como eléctrica para Sara, ambas de carbono y doble suspensión.

Así vivimos la Valencia Epic Race 2021 en categoría híbrida (parejas MTB convencional y eléctrica)

La prueba contó con la participación de 600 bikers, llegados desde toda la Comunidad Valenciana y otras regiones de España. En total, había que completar 110 km y 2.700 metros de desnivel, divididos en tres etapas de distinto kilometraje y dureza.

Valencia Epic Race Salida

Etapa 1 (14 km y 400 m de desnivel)

La prueba comenzó con una explosiva etapa contrarreloj el viernes 1 de octubre, de 14 kilómetros pero con casi 400 m de desnivel positivo. Combinaba zonas cercanas al pueblo de senderos rápidos, tramos urbanos y subidas muy empinadas con terreno predominantemente roto o rocoso. Se tomaba la salida de 4 en 4, lo que hacía que en poco tiempo y sin espera, estuviese todo el pelotón en marcha.

En esta primera jornada, la coordinación entre nosotros fue máxima. Sara puso en los tramos de subida más técnicos los modos Trail y Boost para subir a la par y ganar segundos al crono y al resto de participantes. En ningún momento de la etapa vimos escasear la batería.

Etapa 2 (60 km y 1.500 m de desnivel)

La segunda etapa, la más dura del programa, pasó de nuevo por la primera parte de la crono del primer día, para atravesar después de subes y bajas y subidas constantes, con rampas con mucho desnivel, donde cada biker debía de dar lo mejor de sí mismo. En esta etapa predominó la pista y pista-sendero, bien enlazados y con mucha diversión, aunque requerían de mayor pericia técnica. Además, disfrutamos, dentro del esfuerzo realizado, del Barranco del Fresnal, una zona de alto valor medioambiental, en el municipio de Buñol.

Fue en esta jornada cuando disfrutamos al máximo de la modalidad híbrida, acompasando a la perfección el comportamiento y ritmo de ambas bicicletas para rodar y alcanzar la meta juntos. No obstante, fue la etapa que más gasto de batería arrojó la Turbo Levo, con un 70% consumido.

Etapa 3 (35 km y 850 m de desnivel)

La tercera etapa, denominada Malacara by Specialized, es un recorrido de los que cada vez quedan menos. Está plagada de senderos rápidos, con mucho flow, sin demasiada dificultad técnica, pero de mucha exigencia física si quieres ir rápido. Singletracks muy físicos, tanto para arriba como en bajada, y alguna trampa en forma de rampas que quitaban el aliento.

En esta última jornada la Turbo Levo marcó diferencias, como es lógico, en las subidas, adelantando a varios competidores directos, para luego retrasarse ligeramente en las bajadas, mostrándose algo más torpe. Fue ahí donde entraba en acción la Epic, con un mejor compromiso entre velocidad y manejo, para así conseguir nuestra medalla finisher. Esta además fue de oro en sus tres etapas, lo que significó acabar la prueba dentro de los mejores tiempos.

Categoría híbridas: ¿una manera de fomentar el compañerismo en carrera?

Sin duda, correr de esta manera, combinando MTB sin motor y con ella, nos ha gustado a ambos y es una experiencia que nos gustaría repetir en el futuro, bien en esta Valencia Epic Race o en otros eventos del calendario. Es una idea que creemos puede tener una buena acogida entre grupos de amigos, familiares y otros bikers aficionados que quieran correr en equipo, aunque no cuenten con el mismo estado de forma o nivel.

También favorece la integración entre los dos tipos de ciclistas, enfrentados constantemente por la presencia del motor en la bici. La inclusión de la categoría híbrida fomenta no sólo el compañerismo, también abre las puertas a más perfiles de bikers que, por falta de tiempo o problemas físicos, no pueden participar en una marcha o carrera, si no es con una bicicleta eléctrica.

Por último, esta Valencia Epic Race tiene además una vertiente social. La organización colabora con la asociación ASPANION, una entidad sin ánimo de lucro que trabaja ayudando a niños y adolescentes con cáncer. ASPANION recibirá así una parte de la cuota de inscripción de los participantes en esta primera edición de la carrera a modo de dorsal solidario.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario