Son muchos los indicios que apuntan a que los peores años del ciclismo español parecen haber pasado a la historia. Tampoco es que esté la cosa para tirar cohetes, pero sí es cierto que las perspectivas son ahora mucho más esperanzadoras que en estos últimos inviernos. Se va a mantener, de momento, el número de equipos en el profesionalismo, y ya es el segundo año consecutivo en que las estructuras en nuestro país no crecen, pero tampoco menguan.

Además por primera vez en los últimos años han pasado un gran número de corredores a profesionales, otra buena noticia. Y el último frente que también permite ser optimistas es el calendario de carreras. La prueba que aporta aire fresco al calendario es la Volta a la Comunitat Valenciana. Después de siete años de ausencia, la ronda levantina regresa de la mano de los hermanos Casero. Dos corredores de finales de los 90 y primeros de la pasada década, Angel Luis y Rafael, cuyo mayor éxito fue ganar la Vuelta a España 2001 en el caso del primero y una etapa en la propia Volta valenciana el segundo. La nueva carrera que ve la luz saldrá del 3 al 7 de febrero.

Y ya se conocen algunos aspectos de la prueba, que empezará con una contrarreloj entre Benicàssim y Oropesa del Mar. El día que se antoja decisivo será el cuarto, con final en Xorret de Catí. Un puerto corto pero durísimo que normalmente los corredores suelen acabar de uno en uno, y del que la carrera saldrá completamente decidida todavía con una jornada por delante. Ese final será en un circuito por la ciudad de Valencia, muy propio para los hombres rápidos.

Aru y varios World Tour

La participación todavía es una incógnita, pero sí está confirmada ya la primera estrella de esta nueva era en la Volta a la Comunitat Valenciana: Fabio Aru. El italiano, vencedor de la Vuelta a España con Astana, dará sus primeras pedaladas en tierras levantinas, donde por cierto ahora se encuentra concentrado con la escuadra celeste. También se espera a Luis León con él. Por lo demás, hay al menos otros dos equipos World Tour que estarán presentes en la prueba. Las aspiraciones de los organizadores son de contar con 20 escuadras, de las que 10 serían de la máxima categoría.

Por un lado, el de casa. Movistar Team, que no obstante todavía no ha anunciado su alineación. Y es normal, porque aún es pronto. Eso sí, no parece por el momento que ni Valverde ni Nairo Quintana sean de la partida. También parece confirmado el conjunto Etixx-QuickStep. En cuanto a los equipos profesionales, estarán presentes el Roth-Skoda del local David Belda, que juega con la baza del conocimiento del terreno. También los italianos del Bardiani y el Cofidis, además de Caja Rural-Seguros RGA que a buen seguro pondrá lo mejorcito que tiene, como suele hacer en todas las carreras españolas. Y no estaría de más que acudiera el Orica-GreenEdge de Rubén Plaza, el último ganador de la prueba en 2008.

volta-comunitat-valenciana-volta-lleida-calendario-2016

David Moncutié, el último vencedor en Xorret de Catí, en la Vuelta a España 2010

En cualquier caso, la irrupción de la Volta tras años de ausencia y con la presencia del Tour de Dubai y la Étoile de Bessèges en la misma semana –Francia tiene un febrero aún más cargado de competiciones que España- es una excelente noticia para un calendario maltrecho como el nuestro. La competencia desde el Golfo Pérsico es fuerte, sin duda, y la falta de televisión no ayuda. Pero también es cierto que lo más complicado es echar el proyecto a andar. Una vez ahí, queda mantenerse. Que no es poco.

Volta Internacional a Lleida

Pero las buenas nuevas no acaban ahí. Fuera de los focos de Valencia, la Volta Internacional a Lleida también apura los plazos para salir al calendario con categoría 2.2., y esto no es una cuestión menor en absoluto. Aparece ya en el calendario UCI con fechas entre el 2 y el 5 de junio. Un mes que está desierto a excepción de los Campeonatos de España. Y que sin duda serían un buen balón de oxígeno para equipos como Burgos-BH o Murias Taldea, que tienen que mirar a Francia para completar su año competitivo.

Una carrera que ya tuvo esa consideración, pero tuvo que desaparecer también en los años de la crisis por falta de presupuesto. Volvió en 2014 dentro del calendario amateur y ahora espera dar el salto al lugar donde siempre estuvo. Del recorrido, sólo se sabe que el final será en el Turó de la Seu Vella.

De momento no está asegurada la presencia de la ronda ilerdense como continental, pues aún faltan por cubrir unos 20.000 euros del presupuesto, que ascendería a 75.000. Sin embargo, las cosas pintan bien para los organizadores entre los que destaca el ex medallista en pista Sergi Escobar, y con ello el calendario nacional podría aumentar en nueve días este 2016. Sin duda, un buen síntoma de la mejoría de nuestro ciclismo. El tiempo dirá si es un espejismo o por el contrario se trata de una tendencia que tendrá continuidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This