No todos los deportistas saben ver la botella medio llena cuando podría estar medio vacía, una cualidad que se va desarrollando mientras uno va madurando. Es el caso de David Valero, que de tener a falta de vuelta y media el oro colgando de su cuello en el Campeonato de Europa se vio fuera de carrera por culpa de una dura caída inesperada, sin tiempo de lamentarse ya pisa el suelo de Canadá para disputar la prueba de Mont-Sainte Anne de la Copa del Mundo, a la que acude con un único objetivo: seguir luchando por el podio.

Antes que nada David, ¿arrastras alguna secuela del tremendo golpe que te diste?

El golpe no fue nada, me enganché en la colchoneta, lo que pasa es que después de la caída se me dobló la patilla del cambio y al cambiar no me di cuenta y la arranqué.

¿Has tenido tiempo de analizar lo sucedido en el Europeo?

Sí, todo ocurrió porque cambié la trazada que hacía normalmente, de ahí que me fuera contra el árbol. Fue un fallo mío.

Cuando un profesional como tú sufre un golpe como el que nos ocupa, ¿qué piensa al levantarse?

Lo primero es que estás en caliente y entonces no te duele nada y piensas que la bici no tenga nada, aunque después ocurre como me pasó a mí; aunque en esos momentos tienes la sangre ardiendo y no piensas.

¿Cómo llegas a la cita de la Copa del Mundo en Canadá?

Bien, porque ya te digo, del Europeo, pese a lo sucedido acabé bastante contento. He preparado bien esta parte de la temporada entrenando en altura y espero que me sirve para lo que viene ahora.

Tras lo suedido en el Europeo, ¿qué lectura sacas positiva para la Copa del Mundo de Canadá?

Pues mira, que del Europeo salí jodido, pero reforzado para la Copa del Mundo. Estamos luchando por el podio de la Copa del Mundo, y creo que llevo un buen estado de forma. A ver si al menos podemos hacer una buena carrera, en uno de los circuitos de los más duros que hay en la Copa del Mundo. Y después viene Val di Sole (Italia), antes del otro gran objetivo de la temporada: el Mundial.

Hablando de Mundial, seguramente lo ocurrido en el Europeo te servirá, ya que sí, son carreraas con distinta participación, pero no dejan de ser carreras de un día a gran nivel.

Sí, todas las carreras te sirven para aprender  cada día. He aprendido que cuando vas líder de una carrera tienes que aprender a tener los pies en la tierra. Yo pequé de novato en el Europeo. Pero es que las carreras son así, y yo soy de los que piensa que el trabajo bien hecho tiene su recompensa.

Valero, 5º del ranking UCI, acude a Mont-Saine Anne después de haber sido 2, 4, 5 y 22 en las cuatro pruebas previas de la Copa del Mundo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.