Valverde está “incluso mejor que antes” de la lesión que se produjo en el pasado Tour de Francia. Si ya se viene afirmando en los corrillos del mundillo ciclista que por el murciano de Movistar no pasan los años, esto es sin duda una constatación más de que el corredor está deseando volver a competir. Tendrá que esperar unos meses y quizás esta va a ser la fase más complicada de su recuperación: ya se siente bien, pero

En una entrevista concedida al diario El País, Valverde desgrana algunas claves para lo que será la temporada 2018, en la que cumplirá ni más ni menos que 38 años pese a que se sigue encontrando todavía más fuerte. Y la primera conclusión es que no tiene intención de regresar al Tour de Francia, donde se produjo la caída con la consecuente lesión. Si bien deja claro que no le corresponde a él decidir, prefiere otros objetivos.

Clásicas, Giro, Vuelta y Mundial

“A mí me da igual. El que manda es el director. Pero si me dijera que me haga yo el calendario, elegiría las clásicas, el Giro, la Vuelta y después el Mundial”, asegura Valverde en el rotativo madrileño. Evidentemente, la medalla de oro es el gran hito que le falta a su palmarés, junto a Lombardia: “Tengo seis medallas, pero todavía no he logrado el oro. Y el Mundial del año que viene en Austria es muy, muy duro”, afirma el de Las Lumbreras.

https://solobici.es/nibali-alcanza-la-gloria-y-valverde-el-podio-en-vinadio/

Por otra parte, en lo que al Tour se refiere ya tiene claro que el tiempo de intentar cosas grandes pasó. Y más ahora, con la llegada de Mikel Landa: “Con los fichajes que ha hecho el equipo, la llegada de Landa, con Nairo ahí… No, no quiero Tour”, decía el corredor de Movistar. De todas formas ha dejado claro que todavía no está el calendario definido. Una vez se presenten los recorridos veremos cómo se acaban de definir.

“Pasaré un poco de miedo”

Sobre las secuelas de la caída, todavía se le notan a simple vista en la rodilla izquierda que tiene bastante hinchada. De momento entrena con normalidad con su grupeta de siempre, que le dice que está “casi tan fuerte como antes de la lesión”. Ahora queda vencer los miedos una vez que regrese a la competición, ya el año que viene. Por cierto, que también confiesa que llegó a llamar a Unzué para ir a la Milán-Turín el pasado jueves: “Es que estoy muy bien. He hecho 700 kilómetros entrenando esta semana”, explica.

Sabe, eso sí, que las primeras carreras serán complicada: “Cuando vuelva, un poco de miedo voy a pasar. Sobre todo en los días de lluvia”. Sin embargo, no cree que le afecte en los descensos: “En ese momento no  piensas que vas a 90 sobre un tubular de dos centímetros. A veces sí que lo he pensado, vas en una recta y piensas que si se te cae el de delante… pero tienes que estar compitiendo y ya está”.

También hace referencia a Alberto Contador y a la rivalidad “puramente deportiva” que tuvieron desde que ambos empezaron. “Cuando le ganaba a él era como, mira, le he ganado a Alberto. Sin embargo, lo que yo quería en el Tour, él sí lo pudo hacer. Yo he estado delante en otras muchas carreras, y en el podio de las tres grandes, pero ganar sólo la Vuelta”. Valverde ya es el último de aquella generación dorada que ha visto irse a Purito, retirarse por la puerta grande a Contador… y por la de atrás, a Samuel Sánchez.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This