Van der Poel, adiós al oro por una caída: "Creía que había una rampa bajo ese salto"
PUBLICIDAD

Van der Poel, adiós al oro por una caída: «Creía que había una rampa bajo ese salto»

Decepción para Mathieu van der Poel en uno de sus grandes objetivos del año, la carrera olímpica de MTB. El holandés echó por tierra todas sus aspiraciones al oro al caerse en un cortado por un error, al parecer, de apreciación. Van der Poel culpó de su caída a un cambio de última hora en ese punto, donde había puesta una rampa de madera para ayudar a los bikers con la recepción del salto, durante los entrenamientos.

Texto: Álvaro Hernández / Foto: IG Mathieu van der Poel

Mathieu van der Poel sufrió una aparatosa caída tras uno de los complicados cortados del circuito olímpico de MTB, diciendo adiós a sus opciones de medalla. Ocurrió en la primera vuelta y el incidente cambió el signo de la prueba. Uno de los máximos candidatos al oro, por no decir el que más, se cayó fuertemente y tardó más de un minuto en reincorporarse. Una circunstancia que, en una carrera de Cross Country, significa decir adiós al podio.

Mucho se estaba analizando durante y después de la caída, sobre las razones de que el holandés gestionara tan mal el paso por ese cortado. Los diferentes vídeos tanto de la retransmisión TV como de aficionados in situ mostraban a un Van der Poel que no preparó ni el propio salto, ni la posterior recepción. Un error técnico fatal que sin embargo, era impropio de un biker tan técnico. Afortunadamente, el corredor holandés no sufrió heridas de consideración, aunque se retiró a falta de dos vueltas para el final.

Van der Poel: «No sabía que quitaban la tabla para la carrera»

La explicación más lógica, aunque no por ello menos excusable, vino en sus declaraciones post-meta. El propio seleccionador holandés, Gerben de Knegt, se adelantó a su pupilo afirmando que Van der Poel se había equivocado al tomar ese salto, creyendo que había una rampa bajo la roca que ayudaba en la recepción. Palabras que fueron confirmadas poco después por el ciclista en sus redes sociales.

Además, compartió una foto del cortado en los días previos a la carrera, donde sí aparece la tabla a la que hacía alusión. Van der Poel creyó, al llegar a ese punto, que la rampa seguiría ahí y por eso no realizó el salto que se necesita para superar el obstáculo.

Sólo 2 días reconociendo el circuito

Mathieu van de Poel viajó a Tokio solo 4 días antes de la prueba. “Tengo dos días para entrenar en el circuito, es suficiente. Es lo mismo que hago en las Copas del Mundo” declaró el que era favorito en todas las apuestas para ganar una medalla y que venía dando exhibiciones en la Copa del Mundo y en el Tour de Francia previamente, pero no había participado tampoco en el test Olímpico de 2019. ¿Demasiado poco tiempo para el reconocimiento del circuito?

El circuito de Tokio es muy exigente, no solo física sino técnicamente, con numerosos rock gardens y líneas muy delicadas, donde cualquier imprecisión tiene un riesgo muy alto de pérdida de posiciones. El entrenamiento previo, saber de memoria cada línea, la posición corporal, la altura de la tija telescópica, la secuencia de movimientos necesarios en subidas empinadas seguidas inmediatamente de bajadas empinadas, el desarrollo… Todo tiene que estar completamente medido al milímetro y al segundo durante toda la carrera si se quiere estar entre los primeros y optar a la medalla. Y este error en el reconocimiento ha echado por tierra el trabajo de meses.

Además, Van der Poel, al contrario que sus rivales, no montó tija telescópica para la prueba, en un circuito tan técnico como el japonés. Un componente que podría haber ayudado a rectificar el error rápidamente. Pero, en cambio, acabó enganchándose con la propia tija mientras se desequilibraba, haciendo imposible mantenerse en pie sobre la bicicleta.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario