En este artículo analizamos las ventajas y desventajas de las ruedas tubeless. Os demostramos que, pese a tener sus puntos fuertes, no es oro todo lo que reluce y los neumáticos con cámara todavía pueden tener un futuro por delante.

Al igual que la optimización nos ha llevado hacia cuadros y componentes que nos ayudan a mejorar el rendimiento de nuestras bicis y a reducir su peso, las ruedas también han sufrido su propia evolución.

En este sentido, el sistema tubeless ha ido ganando adeptos en los últimos años, relegando de alguna manera, a las cubiertas con cámara. Pero… ¿son todo ventajas del tubeless respecto a las cámaras? Veámoslo.

Ventajas:

/ Menor riesgo de pinchazos: La principal ventaja de no llevar cámara es que con este sistema se reduce el riesgo de pinchazos. El hecho de no llevar cámaras en el interior de la cubierta hace que el riesgo de pellizco de ésta desaparezca, con lo que la incidencia de pinchazo se reduce de manera importante (no desaparece, pues podemos cortar o rajar igualmente el neumático)

/ Más seguridad: Al reducir el riesgo de pinchazo, también lo hace el de tener una caída al quedarte repentinamente sin aire en la cubierta (especialmente en la delantera)

/ Máyor agarre: El hecho de no poder pinchar por pellizco facilita que podamos llevar los neumáticos con menos presión de aire. Esto a su vez, favorece la tracción y el agarre del neumático sobre el terreno. Esto se percibe y nos ayuda especialmente en zonas pedregosas o curvas, en las que tendemos a perder tracción cuando usamos presiones más elevadas.

/ Confort: El mismo hecho de llevar menores presiones de aire proporciona un mayor confort en marcha, pues el neumático filtra una mayor cantidad de vibraciones y hace que la sensación de rodar se suavice, especialmente sobre zonas pedregosas o muy abruptas.

Desventajas:

/ Gasto extra: Si tu mountain bike ya tiene algunos años, es muy probable que  sus llantas no sean compatibles con el sistema tubeless así que deberás invertir en unas nuevas llantas (o al menos en compatibilizar las tuyas) y un neumático específico lo que significa un coste extra que podemos estimar a partir de unos 60 euros aproximadamente (coste de tubelizar unas llantas, comprar dos válvulas tubeless y el líquido sellante)

/ Más mantenimiento: Cuando no llevamos cámaras en los neumáticos es más probable que se produzcan pequeñas pérdidas de aire. De esta manera, sino tenemos la precaución de mantener siempre el líquido sellante en perfectas condiciones o de comprobar la presión de los neumáticos periódicamente, podemos encontrarnos algún día con las cubiertas totalmente desinfladas. Para evitarlo, debes comprobar la presión de aire de manera regular y periódicamente (cada tres meses puede ser una frecuencia prudencial) rellenar el interior del neumático con líquido sellante, pues éste va perdiendo volumen con el tiempo.

/ Más peso: Usando líquido sellante y cubiertas específicas para tubelees es inevitable “engordar” tu bici. Un peso extra el del sistema tubeless que sin embargo, queda contrarrestado sin duda por las ventajas que ofrece. De todos modos, estamos hablando de un peso adicional a partir de unos 300 hasta los 500 g, dependiendo del modelo de cubierta o cantidad de líquido empleado, por ejemplo.

Este artículo no quiere crear controversia ni posicionar tu opinión sobre un sistema u otro, cada usuario deberá valorar las ventajas e inconvenientes y comprobar en su caso particular que aspectos son más o menos prioritarios para él.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.