Recientemente publicamos un artículo en nuestra página web hablando de las limitaciones que están sufriendo los ciclistas para poder pedalear por las montañas.

Cada vez parece que van a más cuando, generalmente, el colectivo mountain biker suele ser bastante respetuoso y es un medio de transporte que apenas perjudica al medioambiente.

Pudimos charlas con Víctor Tarodo, Presidente de IMBA España, al respecto para conocer cuál es su opinión y qué pasos está tomando esta organización en defensa de los ciclistas.

¿Qué sucede con el MTB que no dejan de llegarnos noticias de más y más restricciones?

No tenemos una respuesta segura, pero cada vez hay más personas a quienes parece molestar que se realice una práctica recreativa y deportiva por donde antes solo ellos pasaban. Creemos que es intransigencia hacia otras actividades y concretamente contra los ciclistas de montaña, ya que dicen que les alteramos o molestamos en sus paseos. Hoy tenemos candentes las prohibiciones en Gran Canaria (Parque Rural del Nublo), Barcelona (Parc de Collserola) y Madrid (PN de Guadarrama), pero en Tenerife ocurre tres cuartos de lo mismo y en otros lugares pasa igual.

¿Cuál es a su juicio el principal causante?

El sentido de la propiedad que desarrollan este tipo de personas hacia los caminos y senderos de uso público. Antes solo estaban ellos y ahora estamos otros usuarios, con tanto derecho como los anteriores (senderistas, cazadores, montañeros, ganaderos, agricultores, etc.), pero se autoclasifican en tradicionales y las nuevas actividades o deportes les parecen una usurpación de sus caminos. Igualmente, debemos hacer autocrítica y reconocer que ciertas actitudes o prácticas de algunos, muy pocos, ciclistas de montaña hacen que se nos mire con peores ojos que antes. El desarrollo del mercado y la explosión de los practicantes del MTB hace que se nos mire como okupas de la naturaleza. Somos los primeros interesados en conservar la naturaleza y mejorarla.

¿Tan malo es el MTB en el monte?

Al contrario. No solo ayuda a tener una mejor salud y vida a quienes lo practicamos, también conseguimos que se mantengan abiertos caminos y senderos que estaban perdidos o en vías de perderse. Conservamos el patrimonio tradicional de los pueblos manteniendo abiertos los caminos usados por nuestros ancestros para trabajar y transportarse. Generamos beneficios a las economías locales y revitalizamos zonas que casi habían caído en la despoblación. Además, los caminos y senderos abiertos y mantenidos han servido como cortafuegos en incendios. El MTB no hace más que aportar beneficios a la sociedad.

¿Qué políticas, acciones, desarrollarían para lograr un mejor entendimiento, uso del monte?

La única medida es la educación. Solo formando e informando a los usuarios, de un lado y de otro, conseguiremos convivir. Que hay malas prácticas lo sabemos, pero por parte de todos. No vale criminalizar a un colectivo porser más visible. Aquí no solo IMBA España tiene mucho que decir, echamos en falta el apoyo y trabajo de las Federaciones de Ciclismo, tanto española como catalana, a las que parece que este asunto no les compete, pero ellos tienen mucho que hacer y son la autoridad deportiva. No tenemos noticia de su actividad o interés en defender a sus asociados, ni a los usuarios en general. Es una pena, pero es la realidad.

Todo esto obedece a la Ley de Montes, ¿no?

La anterior Ley de Montes (2003) reducía el uso de vehículos de tracción mecánica a pistas forestales. La actual (2015) no lo especifica claramente, pero ha quedado la especie de que solo las pistas forestales y caminos de más de tres metros deben ser permitidos y así se repite como una maldición en numerosos Planes de Uso Público de varios parques nacionales y espacios naturales protegidos. En todo el mundo se están tomando medidas para compatibilizar los usos en el monte, por lo que no tendríamos más que copiar sus métodos para que aquí tuviéramos un paraíso del MTB. Miremos a Francia, Suiza, Nueva Zelanda, Canadá o EE.UU. y veremos que siendo de los países más avanzados, consiguen hacer compatibles las actividades y los usos. ¿El secreto? Trabajar, nunca prohibir sin escuchar a todas las partes implicadas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This