La ciudad noruega de Bergen es la sede de los Mundiales de Ciclismo de fondo en carretera de este año. El circuito diseñado para las pruebas en línea cuenta con un trazado de casi 18 km con un perfil ondulado, aunque con una única subida destacable: apenas 1,5 km con tapas medias en torno al 6 %. No es un circuito completamente llano, pero tampoco especialmente duro, así que las espadas estarán en todo lo alto porque habrá muchos ciclistas que se verán capacitados para aspirar a las medallas. Los profesionales darán 11 vueltas al circuito final (antes habrán recorrido unos 40 km por las afueras de Bergen), para sumar casi 268 km de carrera. En este vídeo podéis haceros una idea de cómo es el circuito del Mundial de Ciclismo 2017:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This