Pues la respuesta es sí. Y en el vídeo que acompaña a esta noticia encontraréis la explicación. Un grupo de ingenieros británicos lo ha logrado gracias al micromecenazgo  y ya han empezado con la fase de comercialización. Por un precio de partida de unos 300€, es posible comprar el dispositivo Rubbee X. Se trata de un ingenioso sistema de batería portátil que se puede instalar en el tubo vertical de casi cuaqluier bicicleta. De la parte posterior sobresale una rulina o rodamiento que, en contacto con el neumático, sirve para dar impulso a la bici. Al estar en contacto con la rueda trasera, el sistema es sensible a los cambios de cadencia y fuerza del ciclista, al igual que sucede con los sistemas de pedaleo asistido que tan de moda se están poniendo. Además, el sistema es muy fácil de instalar, basta con sujetarlo con cuatro pernos al tuhbo del sillín, como se hace, por ejemplo, con muchos soportes de sillas de infantiles. La aventura de Rubbee X se inició en 2013 y cuatro años después parece que toda una realidad. En la web de la empresa se venden varios modelos de estas baterías:

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This