Chris Froome recuperó, al menos por un día, el golpe de pedal que le ha hecho famoso en el mundo del ciclismo, y el que le ha dado nada menos que cuatro Tours de Francia y una Vuelta a España. El líder del Sky andaba desaparecido en las etapas importantes de este Giro 2018, cuando aceleraban los Yates, Dumoulin, Pinot, Pozzovivo… Sin embargo, en la etapa de ayer, la que contaba con un final en alto más duro, en las empinadas rampas del Zoncolan –¡10 km al 12 %!–, Chris Froome resurgió con su molinillo y su estilo inclasificable. El del Sky atacó desde el grupo de favoritos para irse de todos, incluso de la maglia rosa, Simon Yates, para ganar la etapa. Apenas sacó unos segundos en la general, pero el golpe de efecto es considerable ante unos rivales que le daban ya por acabado. Así fue la emocionante etapa del Giro 2018:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This